Cultura

EXPOSICIÓN

‘Animal de libro’, una muestra viajera que invita a leer, imaginar y soñar

La Compañía Ilustrada llevará la exposición, hasta el 9 de enero, por 37 localidades del Alto Aragón

Castejón del Puente.
Castejón del Puente.
DPH

La Compañía Ilustrada lleva a 37 localidades de las diez comarcas altoaragonesas, la exposición “Animal de libro”. Son 20 ilustraciones que se instalan en calles, plazas, comercios, espacios y edificios públicos. Es una iniciativa que desarrolla la Diputación Provincial de Huesca (DPH) en colaboración e implicación de las bibliotecas públicas municipales y la dirección de contenidos del escritor Carlos Grassa-Toro. Este programa cultural, que surgió a raíz de la crisis sanitaria del coronavirus en 2020, mantiene y refuerza sus contenidos cada edición, “y dota de una oferta cultural singular y diferenciada a nuestra provincia, y además tiene un gran alcance, ofreciendo servicio a una gran parte del territorio altoaragonés”, destaca la diputada provincial de Cultura, Maribel de Pablo. Quienes están al frente de las bibliotecas de las localidades donde se exhiben estas ilustraciones se encargan de seleccionar los espacios donde se instalan. Maribel De Pablo agradece su colaboración.

Esta gran exposición al aire libre se completa con talleres de ilustración para acercar esta disciplina artística al público. Además, este año se incorpora el ciclo de conferencias “Ilustramos” para dar a conocer diferentes aspectos sobre el oficio del autor, el arte de ilustrar o el proceso creativo. Estas charlas se retoman este mes de septiembre con el ilustrador Riki Blanco, quien el próximo día 28 a las siete de la tarde estará en la Diputación Provincial dirigiendo la conferencia “22 años fracasando”.

Con este proyecto también se dota a las bibliotecas de libros, que están en el origen, de las imágenes que se contemplan, y se ha editado una colección de postales con las ilustraciones de la muestra, resultando un programa muy completo.

Durante esta segunda edición, las ilustraciones ya han itinerado por Ballobar, Graus, Osso de Cinca, Almunia de San Juan, La Fueva, Altorricón, Tardienta, Tamarite de Litera, Vencillón, Estadilla, Torrente de Cinca, Biescas, Broto, Valle de Hecho, Villanúa, Sallent de Gállego, Alcampell, Boltaña, Jaca, El Grado, Albelda y Castejón del Puente. Y a partir de ahora y hasta el 9 de enero de 2023 visitarán las localidades de Almudévar, Siétamo, Benasque, Barbastro, Sabiñánigo, Sariñena, Fraga, Monzón, Albalate de Cinca, Huesca, Ayerbe, Peralta de Alcofea, Grañén, San Esteban de Litera y Esplús.

Estas poblaciones instalan las ilustraciones en formato lona o en formato papel en el interior de las bibliotecas municipales y también en espacios públicos al aire libre, lo que permite disfrutar del arte de una manera cotidiana. La muestra invita a leer, imaginar y soñar. Participan en ella diez ilustradores de primer nivel del panorama nacional: Aitana Carrasco, Alberto Gamón, Ana Juan, Ana Yael, Arnal Ballester, Diego Fermín, Elisa Arguilé, Luci Gutiérrez, Javier Sáez y Riki Blanco.

Cada uno ha creado dos imágenes de una novela o poemario que tenga relación con el tema que vertebra los contenidos en esta edición. Bajo esta premisa, Aitana Carrasco plasma “Platero y yo” de Juan Ramón Jiménez; Alberto Gamón se fija en “La oveja negra y demás fábulas”, de Augusto Monterroso; Ana Juan se inspira en “Rebelión en la granja”, de George Orwell; Ana Yael en los “Cuentos en la selva”, de Horacio Quiroga; Arnal Ballester mira el “Corazón de perro”, de Mijail Bulgakov; Diego Fermín “La metamorfosis”, de Franz Kafka; Elisa Arguilé “El tigre de Tracy”, de William Saroyan; Luci Gutiérrez la “Vida privada y pública de los animales”, de J. J. Grandville; Javier Sáez “La vida de las termitas”, de Maurice Maeterlinck, y Riki Blanco en el “Colmillo blanco”, de Jack London.

Se mantiene la esencia

El comisario de la Compañía Ilustrada, Grassa-Toro, argumenta que en este 2022 esta propuesta “crece en términos de calidad porque entre los autores participantes hay varios premios nacionales de ilustración. Además continúan los talleres creativos recorriendo diversas localidades y, a ello, se suma el ciclo de conferencias”. Por estos motivos, Grassa-Toro apunta que “se mantiene la esencia original de esta iniciativa impulsada por la DPH en un contexto de crisis sanitaria, pero este año ha dado un salto cualitativo que es síntoma del gran recorrido que puede tener en el futuro”.

“El nacimiento de esta actuación fue circunstancial y ha resultado un éxito impresionante" 

Grassa-Toro explica que se han cumplido con creces las expectativas que se tenían para este proyecto que ya prepara su tercera edición, la cual podremos disfrutar el año que viene, también con incursión al aire libre. “El nacimiento de esta actuación fue circunstancial y ha resultado un éxito impresionante, si no se hubiera dado esa circunstancia hubiéramos pensado en otro modelo”.

Hace hincapié en que este proyecto considera a la biblioteca “como un pivote central en la vida cultural de los pueblos sobre todo cuando son más pequeños”. La idea, dice, “era ligar unos textos literarios con imágenes. En la primera edición el tema fue la casa, que era lo que todos teníamos más en mente, y este año han sido los libros que tuvieran como protagonistas los animales”. En cuanto a los ilustradores e ilustradoras, “el primer año estaban ligados a Huesca por nacimiento y en esta edición se ha abierto a ilustradores de toda España, lo que nos ha permitido contar con varios premios nacionales”.

Grassa-Toro incide en que este programa “permite crear un grupo de trabajo que funciona perfectamente, y se establece una relación ejemplar entre lo público, lo privado, los artistas y los productores, y todo ello hace que el engranaje funcione. Y el resultado es el de un proyecto global que, además, es universal porque los niños que pasan por la calle lo disfrutan, y la gente en general también. El salir a la calle fue un gran acierto”.

Entre los propósitos de este programa está, por ejemplo, el descubrir, difundir, y reivindicar la presencia de la ilustración en la biblioteca y fuera de ella; reconocer en bibliotecarias y bibliotecarios la capacidad de dinamización cultural de sus localidades, y situar la provincia de Huesca como referencia nacional en ilustración. 

Etiquetas