Cultura

LA ENTREVISTA

Eduardo Foncillas: "Carlos III tal vez abdique en favor de su hijo para salvar la monarquía"

El altoaragonés, que fue el primer embajador español en Alemania durante 9 años, conoció a la reina Isabel II y a Mijail Gorbachov

Eduardo Foncillas.
Eduardo Foncillas.
Á.H.

El altoaragonés Eduardo Foncillas, natural de Adahuesca, conoció a Isabel II, reina de Inglaterra y también a Mijaíl Gorbachov, expresidente de la Unión Soviética (1988-1991) que recibió el Premio Nobel de la Paz, ambos fallecidos en el plazo de un mes. Foncillas fue el primer embajador español en Alemania, durante nueve años, en la etapa de Felipe González, que fue tercer presidente del Gobierno desde 1982 a 1996.

“A la reina Isabel la saludé en la embajada de España en Bonn, que estaba situada enfrente del palacete donde se celebraban las grandes recepciones oficiales del Gobierno alemán. En una de las visitas donde estuvimos los embajadores europeos, le di la mano y cruzamos las miradas, sin hablar nada con ella” recuerda. “A primera vista, me dejó las sensaciones propias de una mujer muy normal, pero se le notaba la realeza. En cambio, conocía a la antigua reina de Holanda que era más asequible y de trato más cercano”, señala.

En la misma línea recuerda que “mis relaciones fueron siempre a niveles diplomáticos, y cuando España entró en la Unión Europea, los embajadores teníamos muchas reuniones, entre otros con el británico, con quien nunca nos llevamos muy bien. Era muy arrogante y miraba a España desde arriba hacia abajo. En alguna reunión informal saqué el asunto de Gibraltar, se molestó bastante y se marchó. Antes fue asesor diplomático de Margaret Thatcher, primera ministra del Reino Unido (1979-1990)”.

Respecto a Isabel II dice que “la proclamaron cuando el imperio inglés era muy importante en el mundo, y nadie ha gobernado siete décadas. En cambio, con su hijo Carlos III, nuevo rey, puede haber problemas porque la opinión pública inglesa está más a favor del hijo, a quien consideran más asequible. Tiene el hándicap de que llega con 73 años al reinado y, además, le perjudican otras historias anteriores a nivel personal. Ante la sociedad inglesa, tiene una aceptación relativa. Tal vez abdique a favor de su hijo al cabo de unos años, para salvar la monarquía”.

Por otra parte, se refiere a Mijaíl Gorbachov. “Nos conocimos antes de que fuera presidente de la Unión Soviética y de mi etapa como embajador. Un día cenamos con él y con su hija durante horas en una localidad de Los Alpes, y le recuerdo como una persona muy amable que tenía una gran simpatía por España, por el rey Juan Carlos y por Felipe González. El proceso de la transición lo destacó mucho, de eso hablamos durante casi todo el tiempo. La verdad es que tenía gran afecto hacia España”.

Foncillas concluye, “nada que ver los perfiles de la reina Isabel II y de Gorbachov, completamente distintos, pero se llevaron muy bien”.

Respecto a Vladímir Putin, presidente de Rusia desde 2012, “tengo buenos amigos que le conocen y destacan que fue muy eficiente como alcalde adjunto de San Petersburgo, tomaba decisiones de inmediato cumplimiento, aunque no le he conocido a título personal. Mucha gente desconoce que era el jefe de los servicios secretos de la Unión Soviética en la Alemania comunista con sede en Leipzig, habla el alemán perfectamente y sus relaciones políticas con Merkel vienen por la fluidez en los contactos porque ella habla ruso”. 

Etiquetas