Cultura

orgullo rural

Estoesloquehay alcanza sus cuotas más altas en su vigésima edición

El festival supone un crisol perfecto de artistas, vecinos y visitantes durante un intenso fin de semana en Artieda

Guillem Vizcaíno, campeón mundial de peonza, cerró el festival el domingo.
Guillem Vizcaíno, campeón mundial de peonza, cerró el festival el domingo.
Ana Escario

Lo vivido gracias a Estoesloquehay el pasado fin de semana en Artieda, la icónica población de la comarca de la Jacetania, en plenos Pirineos centrales, se puede definir como formidable. Uno de esos momentos suspendidos en el tiempo que construyen una idea próxima a lo que se puede entender como la utopía, según la organización.

Creatividad y talento artístico venido de todos los puntos de la geografía española se dieron cita en un ambiente apacible, cercano y de amable convivencia entre vecinos, artistas y visitantes; todo ello enmarcado en plazas y rincones de la bonita y cuidada población pirenaica.

Las numerosas ediciones de la muestra artística rural Estoesloquehay, que vio sus comienzos en la también icónica población de Riglos en 2002, hace tiempo que han convertido al proyecto en un referente de uso honesto e integrado de la cultura en aras de mitigar la problemática de la despoblación.

Si a esto le añadimos como marco a una población como Artieda, que con apenas 70 habitantes se ha posicionado como ejemplo de que otra ruralidad es posible gracias a que los valores comunitarios han demostrado ser los pilares de la convivencia en la localidad, se ve lo acontecido el pasado fin de semana, en el que se produjo la sinergia perfecta entre evento y localidad acogedora.

Y es que con ‘Orgullo Rural’ como temática de esta edición aniversario, se pudo disfrutar de forma gratuita de algunos de los mejores proyectos artísticos que desde todos los rincones del país vienen reclamando en su discurso una mirada honesta hacia “lo rural”.

Así, no podían faltar artistas como Fetén Fetén, los magos indiscutibles de la instrumentación más excéntrica y de la reinvención de los sonidos tradicionales en nuestro país; a la albaceteña Karmento, artista sin duda imprescindible para comprender la actual reescritura de la música popular española, que dejo al público asistente embelesado con su energía y sensibilidad; o a Guillem Vizcaíno, campeón mundial de peonza, que cerró magistralmente la edición el domingo con su espectáculo Poi, magia en estado puro; que al igual que el fin de semana que se vivió en Artieda, parece dejar el tiempo suspendido al hacer girar sus peonzas.

Rodaje de documental

Para esta edición aniversario, la reconocida video-realizadora Ana Escario -ganadora junto con Adela Moreno de dos galardones al mejor audiovisual en los Premios de la Música Aragonesa 2021 y 2022- estuvo rodando en Artieda durante todo el fin de semana, con tal de materializar en los próximos meses un documental que recogerá la inmersión que supone la experiencia de vivir un Estoesloquehay a modo a su vez de ejemplo del trabajo de estos 20 últimos años.

Programación "diferente"

“Con Estoesloquehay se ha evidenciado que vecinos y visitantes se han sentido atraídos por una programación diferente de altísima calidad que ha hablado por si misma y no necesita explicación. Ha sido un fin de semana mágico que sin duda estamos dispuestos a repetir, desde el Ayuntamiento tenemos que dar las gracias a iniciativas como la que plantea Estoesloquehay, ya que han acertado de pleno con la temática elegida y con el espíritu de Artieda. Estamos encantados”, aseguró el alcalde Luis Solana.

Para el director del festival, Pablo Pérez Terré, esta edición “ha sido un ejemplo a todos los niveles de otra ruralidad es posible”.

Todas las ediciones han tenido por supuesto su jugo, pero con la de Artieda se puede afirmar sin duda de que ha sido una de las mejores en diferentes aspectos. Desde la organización solo podemos decir que estamos encantados con el trato recibido y lo mismo me han ido transmitiendo los artistas que han participado”, agregó. 

Etiquetas