Cultura

conferencia

Berna González Harbour: “La Rusia de Putin es la peor novela negra del siglo XXI”

La periodista imparte este jueves  (19:45 horas) una charla sobre 'El alma rusa' en el Centro Ibercaja Huesca

Berna González Harbour.
Berna González Harbour.
S.E.

Desde el pasado 24 de febrero, el mundo entero está conmocionado por la guerra de Ucrania, que ha confirmado a la Rusia de Vladímir Putin como “la peor novela negra del siglo XXI, tanto para ellos como para nosotros”.

Así lo asegura Berna González Harbour (Santander, 1965), escritora y periodista que durante años trabajó como corresponsal en Moscú, lo que la convierte en toda una experta en la sociedad rusa. 

Tal vez por eso, a la autora no le sorprendió “en absoluto” la invasión ordenada por el presidente, con el que “hay que estar preparado para lo peor”.

Y es que Putin “es un matón de callejón (lo fue en la infancia), un siniestro miembro del KGB, formado en las maneras más oscuras del espionaje soviético, que llegó al poder aupado en la popularidad que le dio la cruenta guerra de Chechenia”, dice.

Teniendo estos factores en cuenta, “la invasión de Ucrania responde a su mirada nacionalista de una supuesta superioridad rusa”, prosigue González.

Pero este no es el único motivo por el cual ha iniciado la guerra: “Putin quería aprovechar lo que identificó como una debilidad de Occidente para recuperar territorio perdido al desaparecer la Unión Soviética, para afianzar el mensaje nacionalista y para recuperar popularidad para sostenerse muchos años más. Eso es lo que quería conseguir”, enumera la escritora.

Además de las miles de víctimas mortales que está provocando la guerra, las repercusiones internacionales suponen “una onda expansiva infinita e incalculable” que durará “para siempre”, comenta.

“Ahora mismo ha triunfado un golpe en Burkina Faso por parte de fuerzas prorrusas frente a las fuerzas profrancesas. Las consecuencias económicas, energéticas y del orden mundial serán duraderas y difíciles de remontar”, lamenta.

En esta línea, González opina que esta guerra “será crónica y no terminará” en el futuro. “Conocerá distintas épocas y momentos, pero se instalará entre nosotros como se han instalado otros conflictos, estará en nuestra historia para siempre”, asevera.

Además de para analizar la contienda, la periodista acude este jueves (19:45 horas) al Centro Ibercaja Huesca para hablar de El alma rusa, sobre la que se ha escrito mucho.

“Desde mi punto de vista es probablemente el pulso entre un cierto orgullo nacional, una pulsión de superioridad geográfica, demográfica e histórica por un lado; y una cierta languidez, sometimiento y conformismo por otro. El duelo entre ambas pulsiones es hoy visible y lo fue siempre”, especifica.

En la actualidad, “la mayoría de los rusos, como en todas las autocracias, se vuelca en lo privado y renuncia a lo público ante la imposibilidad real de participar”, reflexiona. 

Esa mayoría acepta y aplaude las consignas oficiales porque sabe que lo contrario le llevaría a la ruina o a la muerte. En ese sometimiento también está la llamada alma rusa”, agrega.

A la pregunta de si la población ha mejorado su calidad de vida respecto a la Unión Soviética, González responde que “mejoró inmediatamente en cuestión de libertades, pero el paso al capitalismo no tuvo el colchón del estado de bienestar y por ello la transición descarriló”.

“Hoy Putin ha dado marcha atrás en toda aquella apertura”, subraya la autora, que desea “libertad y democracia” a los rusos: “Es un pueblo muy formado, cultivado, con gran capacidad intelectual. Ojalá lo consigan”.

Etiquetas