Cultura

EXPOSICIÓN

El Museo de Huesca y el de Zaragoza colaboran en una exposición en Bélgica

‘Alabastro. Escultura europea desde la Edad Media al Barroco’ se exhibe desde este viernes en el Museo Leuven de Lovaina

Fuente o lavamanos: Alegoría de los ríos Flumen e Isuela, relieve de la colección estable del Museo de Huesca.
Fuente o lavamanos: Alegoría de los ríos Flumen e Isuela, relieve de la colección estable del Museo de Huesca.
G. A.

Los Museos de Huesca y Zaragoza han prestado cinco obras de sus respectivas colecciones al Museo Leuven de Lovaina (Bélgica) para la exposición Alabastro. Escultura europea desde la Edad Media al Barroco. Esta muestra, que podrá visitarse en el centro belga del 14 de octubre de 2022 al 26 de febrero de 2023, reivindica la importancia de este material en la escultura europea.

Procedente del Museo de Huesca ha viajado un relieve de su colección estable, de autor desconocido, datado en 1652 y registrado con el título Fuente o lavamanos: Alegoría de los ríos Flumen e Isuela. Se trata de un relieve tallado con parte de una fuente o lavamanos, que proviene de la sacristía que antecedía a la capilla funeraria de la familia Lastanosa en la catedral oscense. Esta pieza es muestra de la profusa utilización del alabastro en el barroco aragonés del siglo XVII.

En el caso del Museo de Zaragoza, las obras prestadas son: Presentación de la Virgen en el templo, de Gabriel Joly (1529-1531); La dote de las tres hermanas, de Damián Forment (1532); San Onofre, de Damián Forment (1520), y Blasón del Reino de Aragón, de autor desconocido (s. XVI). Todas son piezas realizadas en alabastro, en el caso de San Onofre policromado y en La dote de las tres hermanas, con restos de policromía.

El alabastro ha sido un material muy popular y ampliamente utilizado en la escultura europea artística, especialmente desde la Baja Edad Media. Sus cualidades y calidades han hecho que se realizasen tanto grandes grupos escultóricos como pequeños objetos con este material dúctil y de gran versatilidad.

Para reivindicar su importancia, el Museo Leuven de Lovaina, uno de los grandes complejos museísticos de Bélgica, ha preparado, en colaboración con el Museo del Louvre, una magna exposición que contará con más de 150 obras. Grandes museos contribuyen con sus préstamos a esta muestra, con obras cedidas por el Museo del Louvre, el Museo Victoria y Alberto de Londres, el Museo Metropolitano de Nueva York o el Rijkmuseum de Ámsterdam, entre otros. En el comité científico de esta exposición se encuentra la aragonesa Carmen Morte.

Se trata de una gran exposición organizada no cronológicamente, sino a través de temas transversales, en 6 ámbitos: la escultura en alabastro, proyectos de gran envergadura, relieves en alabastro, deleite de coleccionistas, el maestro de Rímini y últimos momentos de esplendor en el siglo XVI y XVII.

Etiquetas