Cultura

LA ENTREVISTA

Jorge Guillén: “Hay muchos estilos de música..., es un espectáculo muy enérgico”

Strad, banda liderada por este violinista, presenta este en Huesca ‘Ícaro’ (20.30 horas)

Jorge Guillén, conocido artisticamente por el nombre de la banda que dirige, Strad.
Jorge Guillén, conocido artisticamente por el nombre de la banda que dirige, Strad.
S. E.

Se llama Jorge Guillén pero es más conocido por su nombre artístico, ‘Strad’ o ‘el Violinista Rebelde’, y mañana viernes día 14 presenta en el Palacio de Congresos de Huesca, a las 20.30 horas, Ícaro, “un espectáculo que yo dedico a mi abuelo, que era trompetista, al que perdí al principio de la pandemia y del que no me pude despedir”. En el escenario destaca un gran avión de 10 metros de ancho, por 4 metros de alto y por 7 metros de largo, con el que Strad, una banda de música de doce personas, entre músicos y técnicos, sale a buscar al abuelo fallecido, “porque yo quiero pensar que hay algo después de la muerte”. Y con la ayuda de las nuevas tecnologías, lo encuentran.

Con este nuevo espectáculo, Strad, “que era una banda que vivía mucho de las versiones, hemos dado un giro a nuestro confort y estrenamos 21 obras. Es un espectáculo basado y creado musicalmente para hacer una especie de gran banda sonora que dura una hora y media y que cada minuto de la música está pensado para contar esta historia”.

“Se pasa -añade el músico- por muchos momentos y hay flamenco, jazz, música celta..., hay muchos estilos de música que se fusionan. Es un espectáculo muy enérgico, muy alucinante, y la música tiene esa energía que acompaña a la escena”.

Recuerda Jorge Guillén la última vez que actuaron en Huesca, también en el Palacio de Congresos, “que estaba lleno hasta la bandera y un público entregadísimo que lo dio todo y que se lo pasó muy bien, pero Ícaro es elevado a la décima potencia como mínimo, es un espectáculo para disfrutar, para emocionarse; al que no se le caiga la lagrimita durante el espectáculo es que no está vivo, porque es emoción pura, y es un espectáculo para olvidarse de todo lo que tenemos fuera, para cerrar una carpeta de sentimientos que tenemos allí atascados, y disfrutar y cantar, y pasárselo bien”.

Sobre Strad, explica que “empezó hace cuatro años como un grupo de amigos que se juntaban para seguir los proyectos con los que estábamos. Yo estaba con Ara Malikian, estaba con Extremo Duro, otros compañeros estaban con Marta Sánchez..., y de repente ese proyecto de quedar con amigos para hacer un concierto pequeño, empezó a crecer y dejamos todo lo que teníamos y pasó a ser nuestro proyecto principal”.

Etiquetas