Cultura

HISTORIA

“Petronila ha sido una figura histórica muy atractiva”

Cris Bernadó presenta en Barbastro el libro ‘Un cuento para Petronila’

Cris Bernadó con el libro y ante el óleo de los Esponsales de Petronila, en el Museo Diocesano.
Cris Bernadó con el libro y ante el óleo de los Esponsales de Petronila, en el Museo Diocesano.
A. H.

La escritora Cris Bernadó (Zaragoza, 1965) trasladó al público la historia recreada en su obra Un cuento para Petronila (Platero Editorial) que presentó ayer en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón durante la charla con la bloguera y crítica literaria Rita Piedrafita, y que se enmarcó en los actos organizados por la Asociación de Empresarios Somontano de Barbastro y la empresa local Diferente & Distinto para conmemorar los esponsales de la reina Petronila que continuarán este sábado.

Bernadó aprovechó su estancia en el museo para ver el óleo sobre lienzo Esponsales de Doña Petronila con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona en Barbastro, del autor italiano Claudio Lorenzale (1853) cedido en depósito por la empresa AB Energía desde agosto de 2020. “El libro no es sobre la vida de Petronila sino de los acontecimientos ocurridos antes de su nacimiento y que dieron lugar a que Ramiro II cambiara la mitra por la espada, el cetro y la corona para gobernar, casarse y tener una hija” explicó la autora, que los relacionó con Barbastro donde se celebraron los esponsales en una casa de la plaza de la Candelera.

En este sentido destacó que “la historia es muy interesante porque Petronila fue la primera reina de Aragón, ella tenía el título, aunque gobernó su esposo Ramón Berenguer IV. Creo que ha sido una figura histórica interesante y súper atractiva”. Respecto al interés y acogida de los lectores, “no es la típica novela al uso donde vamos de batalla en batalla, es más intimista. Las protagonistas son mujeres en torno a la vida en palacio. No se si les gustará a los lectores porque los hay para todo tipo de novelas. Hasta ahora, ha tenido buena acogida”.

Cris Bernadó es autora, también, de dos novelas históricas Beatriz, la Dama de Vallbona y la más reciente creación, Historia de Ava, y señala que “ahora mismo descanso de este género. He cambiado por otro tema, pero no dejaré de escribir nunca, aunque sean relatos con independencia de que se publiquen o no. De todas maneras, ya deseo volver a la obra de recreación histórica”.

Respecto a presentar la novela en el Museo Diocesano de Barbastro-Monzón donde tuvo tiempo para ver obras expuestas de la colección “recuperada” del Museo de Lérida, indicó que “venir a Barbastro ha sido un sueño desde que se publicó y después de ver el cuadro de los Esponsales expuesto entre obras de Velázquez e Isabel Guerra, me quedo tranquila y soy feliz. La posibilidad de hacerlo aquí es un honor que agradezco a los organizadores”.

En su opinión, “la novela ha contribuido para que se conozca la historia. La documentación está a mano de todos y la figura de Petronila la han tratado otros autores porque es ideal para escribir una novela histórica por lo que ha pasado en torno a ella”.

En resumen, Un cuento para Petronila es una historia que deja profunda huella gracias a la profunda investigación de la autora sobre los personajes.

Etiquetas