Cultura

la entrevista

Inés Martínez: “El Gran Premio Jesús Gracia es algo histórico, y es importante participar de él”

La cantadora de El Temple representa a Huesca en este galardón extraordinario

Inés Martínez.
Inés Martínez.
S.E.

 “El Gran Premio Extraordinario Jesús Gracia es algo histórico, y me pareció importante participar de él”. Inés Martínez, jotera de El Temple, va a ser este domingo la representante altoaragonesa en este concurso que se enmarca en el CXXXVI Certamen Oficial de Jota.

Tras competir el pasado domingo en el Extraordinario, la cantadora, que lo ha ganado en dos ocasiones (2012 y 2015), se volverá a subir al escenario de la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza, a partir de las 11:00 horas, para “disfrutar de un día especial con mis compañeros”.

Inés Martínez será la cuarta en cantar, y está sorprendida de que un certamen con el que se quiere conmemorar el centenario del nacimiento del mayor representante de la jota aragonesa cantada de la segunda mitad del siglo XX, y campeón en 1950 en el Gran Premio Extraordinario Pascuala Perié, cuente únicamente con siete intérpretes.

“Personalmente, me ha defraudado un poco la participación”, afirma Inés Martínez, que también reconoce que es un concurso “exigente y más cerrado que el Extraordinario”, galardón que deben tener todos los cantadores que se presentan a este concurso.

“Al ser un homenaje a Jesús Gracia todos los estilos tienen que ser de él”. Eso implica que las jotas que van a interpretar, a excepción de las tres rondaderas son suyas. “Hay que ejecutarlas de la manera más fiel posible a como él lo hacía”, pero para “no perder nuestra personalidad, y teniendo en cuenta que su forma de cantar era muy brava, la melodía y la medida deben ser fieles, pero la interpretación personal”, explica Inés Martínez que regresa a Zaragoza a darlo todo, pero sobre todo, “a disfrutar, que es de lo que se trata”.

El certamen se completará con un homenaje a Jesús Gracia en el que participarán sus alumnos, entre ellos Nacho del Río y Beatriz Bernad.

Este acto especial alrededor de un grande del folclore se celebra unos días antes de la gala musical prevista para el 25 de octubre en Zaragoza, en ese camino que la jota ha emprendido para ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. “Eso será un gran empujón para nuestra jota. Ya es hora que se reconozca como parte del folclore español con la importancia y relevancia que tiene”, apunta Inés Martínez, que ha experimentado en multitud de ocasiones lo que representa fuera de Aragón. “La jota cala en los sentimientos de quien la escucha y la ve, y está declaración contribuirá a engrandecerla”

Etiquetas