Cultura

la entrevista

Luis Sordo: “Evidentemente, el clima en aquellos años era bastante asfixiante”

El coronel zaragozano en la reserva imparte esta tarde (18:30 horas) una conferencia sobre ‘Las víctimas militares de ETA’

Luis Sordo.
Luis Sordo.
S. E.

La Asociación de Soldados Veteranos de Montaña, en colaboración con la Subdelegación de Defensa en Huesca, organiza un ciclo de conferencias, cuyo objetivo es difundir la cultura de Defensa y el deseo de dar a conocer la entidad a los oscenses, que arranca esta tarde, a partir de las 18:30 horas, en el Centro Ibercaja Huesca, en el Palacio de Villahermosa, con la charla a cargo del coronel en la reserva Luis Sordo Estella, quien hablará sobre Las víctimas militares de ETA.

El zaragozano, destinado en Bilbao en los llamados años de plomo y posteriormente en San Sebastián, antes de recalar en la montaña oscense, impartirá una ponencia en la cual, según adelantó a este diario, se pondrá sobre la mesa “el centenar de asesinatos a militares ocurridos entre 1973 y 2008”. Historias que, de forma cronológica, se recogen en un libro que publicó, bajo el mismo nombre, el pasado mes de junio.

El coronel Sordo explica a este periódico que reflejará “determinadas curiosidades y determinados atentados, algunos que se podría considerar de índole política, otros perpetrados porque el País Vasco era un sitio donde los ataques a las Fuerzas Armadas, igual que a la Policía y a la Guardia Civil, tenían un fuerte impacto en la sociedad y producían gran impacto político, es que eran unos años complicados en los que estaba cambiando la sociedad, la economía...”, apostilla.

Comenta que no solo se centrará en esta zona del mapa porque alude a que “ETA, posteriormente, se fue extendiendo a Madrid y a otras Comunidades Autónomas porque no atentaban contra cualquier miembro de las Fuerzas Armadas, sino que buscaban el impacto”, recuerda.

Así, tiene previsto explicar alguno de los diferentes asesinatos en los ejércitos, los años, acompañados, como es el caso del libro, de una biografía personal, destacando que todos eran compañeros aunque “algún caso es más sentimental y otros, especialmente crueles”, dice.

Al ser preguntado sobre su experiencia personal en esos años, afirma Sordo que en este tipo de conferencias “me preguntan mucho por cómo se vivía allí y yo, que entonces era jovencito y con ganas de trabajar y dar lo mejor de sí, les digo que uno se acostumbra a la vida que hay”. “Evidentemente -añade-, el clima en aquellos años era bastante asfixiante, cuando uno vive en Bilbao o Pamplona puede pasar desapercibido pero cuando vive en Portugalete, u otro pueblo, la vida se hacía bastante complicada y había que adoptar muchas medidas de seguridad”.

Subraya que entonces él “estaba soltero y vivía en una residencia cercana al acuartelamiento, y era duro, pero más para los compañeros con familia que salían de casa por la mañana sin saber si volverían ese día, despidiéndose por si acaso”.

Por otro lado, el coronel zaragozano insiste en que “esta conferencia es, además, una reivindicación para que las nuevas generaciones conozcan un momento destacado de la historia de España”.

Etiquetas