Cultura

la entrevista

Francisco Contreras: “En Aragón, hay que mimar el Camino y promocionarlo más”

El autor de la ‘La guía mágica del Camino de Santiago’ ofreció una conferencia en el Ayuntamiento de Jaca

Fran Contreras, con su libro, en el Consistorio jaqués.
Fran Contreras, con su libro, en el Consistorio jaqués.
R. G.

“El de Aragón es el primer Camino de Santiago y debería ser más mimado por las instituciones públicas, más promocionado y más cuidado”, reivindicó Fran Contreras (como le gusta que le llamen), durante su participación este pasado viernes en el ecuador del ciclo de conferencias organizado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Jaca.

“Ahora, que nos quejamos de la España Vaciada, el Camino de Santiago es un motor económico para un montón de pueblecitos, por los que pasan más o menos peregrinos, pero todos ellos aportan”, continuó el periodista y peregrino nacido en Madrid en 1972, convencido de que “no solamente del esquí se vive en el Pirineo aragonés y la pandemia ha sido un buen ejemplo”.

Hoy en día, “en Jaca, afortunadamente, cuidan y miman al peregrino”, según la impresión del autor de La guía mágica del Camino de Santiago, que publica Ediciones Luciérnaga Planeta. “Se hacen cosas, pero se debería hacer más desde el puerto del Somport, pasando por Canfranc, Villanúa, Castiello, Jaca, San Juan de la Peña, que está a día de hoy sin un albergue; Santa Cilia, que tiene uno fascinante; Arrés, con su albergue de acogida tradicional; Mianos, Artieda, Ruesta y Undués de Lerda”.

Fran Contreras se conoce a la perfección el itinerario del Camino Francés a su paso por la Jacetania. No en vano suma doce Caminos de largo recorrido “completados de un tirón”, seis de ellos saliendo desde Somport y Jaca, y otros tantos partiendo de San Juan de Pie de Puerto y Roncesvalles. De igual modo, sabe lo que es hacer rutas como el Camino Sanabrés o el Lebaniego, “siempre aprendiendo algo”, con el afán de “contarlo y compartirlo”.

El Camino de Santiago recorre cinco autonomías. Son 900 kilómetros y cada una de las autonomías tiene su propia historia, su arquitectura, su arte y sus propias tradiciones, además de su naturaleza y su gastronomía”, declaró el periodista, para el que la senda del peregrino marcó un antes y un después. “Me cambió y me sigue transformando”, reconoció.

Su nexo con la ruta jacobea nació en su época de redactor del programa ‘Milenio 3’, de la Cadena Ser, cuando propuso a sus responsables, Íker Jiménez y Carmen Porter, hacer el diario de un reportero al pie del Camino de Santiago. “Mi primer Camino -en 2004- fue el de Aragón y es el que llevo en el corazón. Empecé en el Somport y en Jaca me dieron la primera bendición del peregrino”, recordó.

“Aquí comencé un Camino que cambió mi vida personal y profesional, abriendo mi campo al mundo de lo que llamamos la España mágica”, explicó Fran Contreras, que se embarcó con su cuaderno de campo y su cámara de fotos, “viviendo una serie de experiencias personales, nada religiosas o místicas”. Precisamente, quiso puntualizar que “el Camino en sí mismo es una experiencia, no es un viaje”. “Nadie te dirá ‘he viajado al Camino de Santiago’. Todo el mundo te dirá ‘he hecho el Camino de Santiago”, concluyó.

Etiquetas