Cultura

periferias

Marina Herlop: “Que me comparen con Björk me enorgullece”

La cantante y pianista presenta este miércoles el alabado ‘Pripyat’ en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca

Marina Herlop.
Marina Herlop.
S.E.

Después de varios años intentándose abrir un hueco en el mundo de la música, Marina Herlop (Piera, 1992) está triunfando con su tercer álbum, Pripyat, un disco experimental en el que dibuja paisajes sonoros interesantes y atractivos, que este miércoles podrán contemplarse en el festival Periferias.

“Aunque parece que mi música pueda llevar a un paseo un poco peligroso, animo a todo el mundo a que se atreva a aventurarse en él. Puede resultar un viaje con turbulencias, pero el público llegará a su destino”, invita la simpática cantante y pianista.

La experimentación es su religión, pero no por decisión propia, ya que siempre le surge llevar su lenguaje “un punto más allá” para “hacerlo evolucionar y aportar algo diferente que responda al momento que vivimos”.

El piano, las voces y la electrónica juegan sin límites en el disco de la catalana, que cuando compone se guía por su intuición y guarda un espacio para la improvisación. “Hay un momento más libre y de dejarse ir que pasa por muchos filtros de análisis, pero enseguida aparece otro tipo de mentalidad y enfoque de poner orden, seleccionar lo que se queda y lo que se va”, explica.

Éxito internacional

Tras dos discos que no habían causado mucho revuelo, con los que realizó “pocos conciertos y en sitios pequeños”, Marina Herlop está viviendo “con mucha felicidad” todas las alegrías que le está dando su tercera grabación.

Una sabe de antemano que su música nunca va a sonar en Los 40 Principales, por eso estoy tan sorprendida de este éxito”, reconoce la artista, que tras firmar con el sello internacional PAN ha accedido al circuito experimental fuera de España.

Además de su agenda creciente, uno de sus mayores hitos ha sido que Pripyat consiga una puntuación de 8/10 en Pitchfork, probablemente el medio musical más prestigioso del mundo.

Cuando lo vi no daba crédito. Me están pasando cosas surrealistas y además después de una época de auténtica sequía. Por eso también lo estoy relativizando mucho, porque a lo mejor en un año ya no tengo este reconocimiento tan grande”, dice.

Pripyat, título que eligió antes de la Guerra de Ucrania y que no responde a ningún concepto extramusical, también ha provocado que la comparen con Björk, la reina de la música alternativa.

Me enorgullece porque la admiro mucho, sobre todo porque es muy trabajadora, siempre ha defendido su manera de hacer las cosas y no ha tenido miedo a las críticas”, añade.

Periferias

Además de su nuevo disco, Marina Herlop presentará este miércoles (21:00 horas) en solitario varias canciones inéditas en el Centro Cultural Manuel Benito Moliner de Huesca. La jornada periférica se completará con Volver al cuento, de Pablo Albo (17:30 horas, Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol).

Etiquetas