Cultura

LA ENTREVISTA

Francesc Ribot: “El orígen de la Humanidad está muy ligado a la forma de andar”

El investigador habla hoy en Monzón sobre el importante yacimiento de Laetoli, en Tanzania

Francesc Ribot.
Francesc Ribot.
S. E.

Laetoli (Tanzania-África): un yacimiento clave para entender el origen de la humanidad. Este es el título de la conferencia que esta tarde (19.30 horas) da en la Casa de la Cultura de Monzón Francesc Ribot, organizada por Cehimo (Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio).

Explicará hoy Ribot en esta localidad que este “es uno de los yacimientos más importantes del mundo porque no solo se conservan restos fósiles humanos, no en exceso pero sí se conservan, así como mucha fauna, sino que tiene una peculiaridad muy importante, y es la presencia de huellas de pies, que se solidificaron después de una erupción volcánica, hubo una lluvia de cenizas y una lluvia de agua, y las cenizas que se depositaron en el suelo quedaron como si fueran una especie de barro blando, y los homínidos y otros animales que pasaron por allí dejaron las improntas de estas huellas. Y esto permite saber cómo andaban”.

Y lo más importante de este yacimiento es la existencia de “tres trazas de huellas que son de homínidos”, dos de ellas “de individuos con un pie muy parecido al nuestro”, mientras que las terceras, que en un principio se pensó que eran de oso, “se estudiaron hace solo un año y poco y se ha visto que eran humanas, y la sorpresa ha sido que eran de otra especie de la que hasta ahora se pensaba, es decir, hay dos especies humanas” en este yacimiento, aunque éstas últimas son de un homínido todavía sin identificar.

Francesc Ribot participa en el equipo que trabaja en la descripción de esta nueva especie de homínido, una labor que será “muy lenta, pero en ello estamos”.

Huellas de entre 3,8 y 3,7 millones de años “de homínidos muy primitivos. No son los primeros, porque se sabe que la separación de los primeros homíninos del antepasado común que compartimos con el chimpancé se debió de producir alrededor de entre 6 y 7 millones de años. Si hablamos de 3,8 estamos ya en un proceso muy avanzado, pero al mismo tiempo muy lento porque son homínidos muy primitivos que conservan una fisonomía muy parecida, en según qué aspectos, a la del chimpancé y el gorila”.

En declaraciones a Diario del Altoaragón, Francesc Ribot explicó que la importancia de estas huellas de pies de Tanzania radica en que “el origen de la Humanidad está muy ligado a la forma de andar. Hay muchos paleontropólogos que consideran que andar bípedo ya es significativo de ser humano, pero quizás los primeros humanos no eran bípedos aún, sino que tenían unas características genéticas que los diferenciaban de los antepasados comunes con el chimpancé”.

De todo esto y más habla hoy en Monzón este doctor en Biología y paleontropólogo que desde hace aproximadamente 40 años se dedica a analizar la evolución humana. 

Etiquetas