Cultura

ANIMACIÓN A LA LECTURA

Los niños de Huesca se llevan a casa un pedacito de Kazaam

María Rubio presenta en la Durán Gudiol el segundo título de su colección de cuentos ilustrados

María Rubio momentos antes de presentar su libro.
María Rubio momentos antes de presentar su libro.
Pablo Segura

María Rubio ha creado el Valle Kazaam, un lugar mágico donde hay un río de chocolate, nieva helado de nata y hay niebla de purpurina. Y precisamente, y a través de un taller dirigido por ella y ambientado en este fenómeno meteorológico fantástico, lo niños que acudieron ayer por la tarde a la Biblioteca Municipal Antonio Durán Gudiol de Huesca se llevaron a casa un trocito de este valle en forma de ‘purpuniebla’.

Esta actividad, enmarcada en el 17 aniversario de la Durán Gudiol, completó la presentación del segundo título de su colección de álbumes ilustrados Valle Kazaam (Editorial Destino), cuyo primer volumen, ¡Una liada mágica! salió a la venta el pasado febrero, el segundo este verano, ¡Salvemos la Magic-Con!, y el tercero, Al rescate de Míster Jamón, lo hará el 9 de noviembre.

Todos los cuentos están ambientados en el Valle Kazaam, que está inspirado en el Val de Mangueta, en Caldearenas, que es donde vive la guionista y escritora María Rubio, y todos tienen los mismos personajes: “Coco, una niña bastante alocada, muy valiente, leal y aventurera; su mejor amigo, Míster Jamón, un cerdo que habla, aficionado a los sudokus, muy limpio y ordenado; y su abuela Amalia, una de las hechiceras más poderosas del valle”, explicó la autora a este periódico.

María Rubio sorprendió ayer a los más pequeños con el segundo de sus cuentos que se centra en una gran convención de magia en Valle Kazaam, “pero Coco, que tiene una gran rivalidad con del valle de al lado, el Selvi, la lía al enfrentarse a ellos y abre una gran brecha en Kazaam hasta el centro de la tierra, desestabilizando la naturaleza”.

Coco emprende una aventura para devolver el equilibrio en Valle Kazaam, lo que permite a María Rubio tratar temas como “el cambio climático o como el odio o la competencia con los de al lado nos hace ver con otros ojos a gente que es como nosotros”, y todo ello tratado de una forma divertida y humorística, porque esta zaragozana lleva “toda la vida escribiendo humor”, y a la que le pone imágenes la ilustradora Bea Tormo, “que es buenísima y con la que hemos conseguido un tándem ideal, perfecto”, lo mismo que con el editor del área infantil del Grupo Planeta, Jordi Berché, y su agencia Tormenta, “que fueron los que hicieron posible este libro”.

María Rubio hasta apostar por la literatura ha escrito guiones para televisión, pero su debut en el mundo del libro no ha podido ser más gratificante porque su Valle Kazaam está teniendo buena acogida y su deseo es que “siga así, gustando a los niños, que igual que los adultos, con un libro se tienen que entretener, divertir”, indica esta autora que cree “firmemente en el humor como una gran herramienta de comunicación, entretenimiento y disfrute”.

Por eso, sin dejar el humor y pensando en el público infantil, María Rubio, que se ha alejado un poco del mundo de la televisión, tienen en marcha tres nuevos proyectos, un libro de respiración para niños, porque también es profesora de yoga, una serie de novelas y un álbum ilustrado.

Etiquetas