Cultura

la entrevista

Balkan Paradise Orchestra: “Siempre lo damos todo tocando y bailando, y el público empatiza”

El grupo catalán monta una fiesta este viernes, a las 21:30 horas, en la Sala Edén de Huesca

Balkan Paradise Orchestra
Balkan Paradise Orchestra
Gemma Martz

Hace siete años, un grupo de amigas se unió para tocar canciones de fanfarrias de la zona de los Balcanes y pasarlo bien, un objetivo que no solo alcanzaron al instante, sino que fue mucho más allá.

Al principio interpretábamos temas balkan y klezmer, y poco a poco nos hemos enfocado en nuestro espectáculo de escenario”, aseguran las componentes de Balkan Paradise Orchestra, que rápidamente han pasado de tocar en la calle a telonear a Goran Bregović en la pasada edición de Pirineos Sur.

“Progresivamente hemos ido mezclando sonidos balkan con otras tradiciones del mundo como canciones de raíz catalana, gallega, ritmos árabes, de la India, géneros modernos como el disco o el electroswing. Nos gusta beber de influencias diversas y sobre todo tocar música que transmita alegría y ganas de bailar”, explican.

Las artistas llegan este viernes (21:30 horas) a la Sala Edén de Huesca para ofrecer “un espectáculo muy enérgico, con muchas coreografías y música festiva para que la gente baile y se lo pase bien”, avanzan.

El público podrá ver un show trabajado tanto musicalmente como escénicamente hablando. “Nosotras lo damos todo tocando y bailando; el público lo nota y empatiza con nuestra propuesta, de manera que se crea una energía muy especial y poderosa, hay buen rollo sin complejos”, describen.

El hecho de que todas las componentes del grupo sean mujeres es muy llamativo porque “desafortunadamente aún hay poca presencia femenina encima de los escenarios y detrás de ellos”, lamentan.

“Poco a poco esto va cambiando y por suerte en las universidades cada vez hay más mujeres estudiando diferentes profesiones del ámbito de la música”, celebran.

Pero no solo basta con esto, ya que ahora falta que “muchas de ellas tengan el mismo acceso al mundo profesional que los hombres y que, por ejemplo, se vea como normal ver un grupo formado íntegramente por mujeres, igual que hemos visto grupos enteros de hombres toda la vida y nunca nos lo hemos cuestionado”, prosiguen.

Es necesario tener referentes diversos -de género, personas racializadas, cuerpos no normativos…- en el escenario”, agregan.

Ellas son un vivo ejemplo de que se puede alcanzar el éxito, algo que han logrado con sus conciertos y sus dos discos: K’ataka (2018) y Odissea (2020).

Nuestro segundo álbum fue toda una aventura presentarlo con la pandemia de por medio. Estamos muy contentas y agradecidas por el recibimiento que tuvo y por todos los conciertos que hemos podido hacer gracias a él”, confiesan.

Desde entonces han publicado el EP Game sessions (2021) y un par de singles (Icsiti y Aux), y durante el pasado verano han llevado su show BPΩ a varios festivales de España y Europa

“Ahora esta gira llega a su fin y nos hace mucha ilusión hacer nuestros últimos conciertos en Zaragoza -este jueves- y Huesca. Esperamos que la gente de Aragón lo disfrute tanto como nosotras”, desean. 

Etiquetas