Cultura

Cuarenta años de estudio de la historia de Monzón y defensa del patrimonio

Cehimo celebra este viernes su aniversario y recuerda, entre otras acciones, su apoyo al castillo y al Hospital de San Francisco

Asistentes a la celebración del veinte aniversario de Cehimo.
Asistentes a la celebración del veinte aniversario de Cehimo.
S. E.

Mañana viernes 25 de noviembre, a las 19:30 horas, se presenta en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Monzón, el libro CEHIMO 40 AÑOS 1982-2022, un extenso trabajo de más de trescientas páginas que cuenta las cuatro décadas de historia del Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio.

Fue en el año 1982 cuando un grupo de unas diez personas crearon el Centro de Estudios de la Historia de Monzón, “gente de aquí que tenía la inquietud de dinamizar el tema cultural y que se centró, sobre todo, en el castillo, que en aquel momento estaba en abandono y se vio que era un buen emblema para comenzar a trabajar”, recuerda el presidente de Cehimo, Pedro García.

Cehimo dio su primer paso con la realización de una campaña de limpieza de la fortaleza y su entorno en el 83-84, y luego se organizaron campos de trabajo nacionales e internacionales, con el objeto de llevar a cabo “labores de limpieza de la zona y pequeñas reconstrucciones”.

Paralelamente -explica García-, “se desarrollaron ya unas secciones de trabajo, cubriendo cada una un objetivo concreto. Secciones de defensa del patrimonio, de historia, de ciencias naturales, la de economía, las publicaciones, que es fundamental divulgar porque si la gente conoce el valor de lo que se tiene, del patrimonio, es la manera más fácil de que luego las administraciones actúen más en consecuencia, con un poco más de respeto”.

Tras una primera etapa, “en el 85 cambió la junta y se planteó el primer gran reto, que fue la defensa del Hospital de San Francisco, donde ahora está el Conservatorio Profesional de Música Miguel Fleta”.

1990, un año decisivo

“Pero el hito que marcó un punto de inflexión -resalta el presidente de Cehimo- fue en el año 1990, cuando Cehimo consiguió, después de muchas negociaciones con el Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), de la DPH, crear la figura de centro colaborador, de tal manera que todos los centros de estudio comarcales pudieran entrar como centros colaboradores, lo que nos dio una seguridad económica, independientemente de que tenemos fondos propios, de la Comarca y del Ayuntamiento. El IEA, a través de la DPH, es nuestra garantía económica”. De esta manera, “al tener más fondos, se multiplicó lo que podíamos hacer”, y fue entonces, al pasar ser centro colaborador del IEA, cuando cambió la denominación de esta asociación, que pasó a ser Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio”.

Otro hito -subraya el presidente de Cehimo-, “fue la visita del príncipe Felipe, que por expreso deseo, cuando vino a visitar Aragón y la provincia de Huesca, quiso visitar el Museo de Costa y nuestro centro”.

Actividades

En estos 40 años se han editado cerca de 300 publicaciones, y se han llevado a cabo decenas de conferencias, congresos, seminarios, exposiciones..., la mayoría “en función de lo que es la historia de Monzón y comarca, siendo la arqueología un pilar importante desde el principio de todo”.

Cada año, según el presupuesto, “solemos sacar una o dos publicaciones, hacemos tres convocatorias de becas de investigación (‘Ciudad de Monzón’, ‘Joaquín y Mariano Pano’ y de ‘Colaboración’), hacemos el homenaje a Joaquín Costa y una conferencia con el Ayuntamiento, y con el Ayuntamiento, también, organizamos la entrega de los Premios Joaquín Costa. Además, conferencias de historia, de ciencias naturales, de patrimonio, jornadas sobre arqueología, y concursos como el de fotografía, con más de 20 años de antigüedad”, que este año se dedica a pozos y fuentes de la comarca y para el que el próximo 29 acaba el plazo de presentación de obras.

Y participan en la Feria del Libro Aragonés, “donde presentamos las novedades del año y difundimos entre los visitantes el fondo editorial que tenemos sobre Monzón y comarca”.

Juventud

Con el paso de los años, además, “tocamos mucho el tema de la juventud, porque si la juventud no se conciencia, al final no tenemos futuro ningún centro de estudios ni nada”.

En este capítulo, se hace todos los años “un curso de pequeños arqueólogos donde a los chicos se les siembra un poco la inquietud por la arqueología”.

Por otro lado, “tenemos una línea de publicaciones específica dirigida a ellos, basada en cómics con contenido, como el dedicado a los Templarios, a la Historia de Monzón, el entorno natural de Monzón…”.

Más de 400 socios

Ahora, el Centro de Estudios de Monzón y Cinca Medio “tiene una base social muy amplia, con más de cuatrocientos socios que pagan una cuota anual de 11 euros”.

No obstante, el número de voluntarios queda muy lejos de esa cifra, según reconoce Pedro García. Al respecto, dice: “El voluntario no es que sea lo más boyante de todo de Cehimo… La realidad es que los que están allí trabajando lo dejaríamos en una docena, lo cual tampoco es un mal número teniendo en cuenta estos tiempos donde hay tantísimas asociaciones que captan la atención de todo el mundo”.

Por ello, Pedro García anima a la gente a colaborar con Cehimo y explica que para dar este paso, “no hay que ser un historiador ni un apasionado de la historia, que tocamos muchas cosas. Por ejemplo, cuando hay problemas de comunicaciones hacemos mesas redondas con el tema del ferrocarril, la pérdida de servicios o con el tema de las carreteras, y hacemos estudios relacionados con la comarca, con su economía, su medio natural… Las ciencias naturales son muy importantes para Cehimo”. E informa que “ahora estamos con el tema del Fuerte de Santa Quiteria, para que se declare su interés cultural”.

“Lo que intentamos es que la gente sienta un poco de amor y aprecio por lo suyo, que hay que trabajar por lo que tenemos. Tenemos las puertas abiertas para el que quiera colaborar de una manera activa, y el que quiera colaborar simplemente, haciéndose socio”

Etiquetas