Cultura

“Su legado, obra y figura adquirirá mayor relevancia con el tiempo”

El documental ‘Carbonell, amigo’, dirigido por Sonia Llera, se estrena hoy en Huesca

Amigos de Joaquín Carbonell que han participado en el documental.
Amigos de Joaquín Carbonell que han participado en el documental.
S. E.

Carbonell, amigo, documental dirigido por Sonia Llera, es una biografía sentimental del músico, periodista y escritor aragonés fallecido por covid en septiembre de 2020. A través de sus canciones y el testimonio de sus familiares, amigos y compañeros de profesión, adentra al espectador en la semblanza de su vida, y de manera indisoluble, en la memoria colectiva de un territorio y un pueblo, Aragón, a lo largo de 60 años de su historia.

Este trabajo, que se estrena este viernes en Huesca, en el Teatro Olimpia a 20:30 horas, surgió “al calor del concierto homenaje que se celebró en septiembre de 2021, con el apoyo del Gobierno de Aragón en el Auditorio de Zaragoza, en el que un grupo de músicos, amigos de Carbonell, interpretaron sus canciones”, explica Sonia Llera.

Fue un concierto “vibrante donde pudimos ver a Serrat, Ismael Serrano, Sopeña, María José Hernández y otros cantautores rindiendo homenaje a su legado musical”. Ese fue el punto de partida y tiene mucha presencia en esta película. De hecho, como indica la directora a este periódico, “es uno de los hilos conductores” de esta cinta que es una biografía sentimental que para Llera ha sido “un recorrido intensamente emocional”.

La película es una biografía sentimental del artista aragonés.
La película es una biografía sentimental del artista aragonés.
S. E.

Con la participación de la productora oscense Cardeline Studio “que ha sido decisiva para el proyecto”, este trabajo cinematográfico pone en valor lo poliédrico de la naturaleza artística de Joaquín Carbonell, “su inmensa capacidad para crear en distintas facetas y para que los demás coreásemos con él. Además del amor inmenso que le procesaba a su tierra. Con su guitarra se recorrió hasta el último pueblo de Aragón”.

Lo cierto es que la pandemia sesgo su vida en un momento en el que como el mismo Carbonell decía y recuerda la cineasta, “se encontraba en “plena juventud”. “Atravesaba una etapa muy dulce. Estaba lleno de vida y tenía muchísimos planes. Escribía su biografía, quería hacer un documental sobre la Generación Paulina, y planeaba muchos conciertos conmemorativos celebrando su 50 aniversario sobre los escenarios”. Planes que se truncaron. “Ha sido una perdida enorme, no sólo personal sino a nivel artístico porque Carbonell estaba siempre reinventándose”.

El Teatro Principal de Zaragoza acogió el que fue el único concierto de sus 50 años sobre los escenarios, aunque él tenía previsto “traerlo al Olimpia, aquí en Huesca y a Teruel. En ese concierto revisitaba toda su trayectoria musical, desde sus canciones mas icónicas, Me gustaría darte el mar y De Teruel no es cualquiera, a las más recientes fruto de sus colaboraciones con jóvenes poetas, Dónde estabas tú. Era un recorrido biográfico emocional porque sus canciones tienen mucho que ver con su vida”, cuenta Sonia Llera, que considera que ni a todo este trabajo musical y tampoco al periodístico, se le ha dado toda la importancia que merecen. “Creo que su legado, su obra y su figura adquirirá mayor relevancia con el tiempo, y descubriremos un autor muy prolífico e interesante que compuso algunas de las canciones más hermosas de la música española”.

Joaquín Carbonell ganó su primer premio musical en 1966, comenzando una carrera que continuó hasta el año 2020. En 1969, junto a Javier Mas, empezó a hacer sus primeras actuaciones mostrando su clara influencia por la música de Brassens y su compromiso activo desde la canción protesta. No fue hasta 1976 cuando publicó su primer disco Con la ayuda de todos, y pasó a convertirse en uno de los exponentes referenciales no solo de la canción aragonesa sino también de los cantautores españoles más destacados; esto le llevó a realizar numerosas giras nacionales e internacionales, así como a compartir escenario con las figuras del panorama musical más importantes del momento.

Desde su primer LP publicó un total de quince discos, desarrolló una fértil actividad literaria tanto en la novela, como en el ensayo periodístico y en la poesía. Trabajó durante muchos años en varios medios de comunicación y realizó una importante labor de divulgación y promoción cultural.

“Zahorí de artistas”

Generoso y con gran sentido del humor, quienes los conocían en las distancias cortas “lo querían y admiraban. Carbonell era un hombre que se sabía rodear de gente con mucho talento. Le gustaba encontrar esa capacidad de creación en las personas. Era una especie de zahorí de artistas”, destaca Sonia Llera, que no se atreve a aventurar cómo será recordado Joaquín Carbonell “porque nos hemos dado cuenta de que las personas que lo querían y quienes lo conocían, lo recuerdan por múltiples motivos”. Por poner un ejemplo que atañe a Huesca, “en El Alcoraz lo recuerdan por haber compuesto el himno de su club. Se lo envío a José Antonio Martín, Petón, unos días antes de que lo ingresaran con covid en el hospital. Fue su última canción”, atestigua la directora de Carbonell, amigo.

Etiquetas