Cultura

ENTREVISTA

El Verbo Odiado: "Este álbum es un avance en el camino que venimos recorriendo"

El grupo oscense acaba de publicar El último homenaje, su tercer disco de estudio

El Verbo Odiado.
El Verbo Odiado.
Patricia Barreu

El Verbo Odiado acaba de publicar El último homenaje, un tercer disco lleno de distorsión e hipnóticas melodías que supone “no tanto una evolución, sino un avance en el camino que veníamos recorriendo”, afirman.

Los elementos principales son los mismos, pero quizá están colocados de mejor manera, y eso de algún modo se ve reflejado en la intensidad y potencia de alguno de los temas”, explica Jorge Pérez (guitarra y voz), componente de la banda oscense junto a Juan Ramón Plaza (batería), José Ibáñez (bajo y coros), Jorge Moreno (guitarra y sintetizadores) y Adrián Mored (guitarra, coros y sintetizadores).

En cuanto a lo lírico, El Verbo Odiado se mantiene: “Pocas luces al fondo, pero intentando al mismo tiempo encontrar el interruptor que encienda la iluminación interior del túnel. Un poco el querer y no poder de toda la vida”, dice el cantante.

Carlos Hernández Nombela produjo este trabajo en su estudio El Castillo Alemán (Pedrezuela), lo que supuso un cambio para el grupo tanto en el sonido como en la forma de trabajar, ya que “la grabación se llevó a cabo en varias fases por motivos logísticos y de funcionalidad”, una fórmula “muy cómoda” para compaginar con su vida personal.

“A nivel sonoro hemos aprendido mucho con él, como que una canción potente puede serlo aún más y a colocar estos temas en el plano que les correspondía, puesto que habían nacido con un puntito extra de intensidad y rabia”, valora, antes de agregar que, sobre todo, han disfrutado mucho de su compañía.

Cada vez hay más distorsión en su sonido, aunque este elemento trasciende del disco: “Si pasaras una tarde en nuestro local de ensayo quizá pensaras que no cabe más distorsión, pero siempre puede haber un poco más”, confirma.

Y es que, El Verbo Odiado quería que sus nuevas canciones fueran “lo más intensas” posible. “Creíamos que así debía ser y así ha sido, además tenemos la impresión de tener una impronta cada vez más reconocible, y hemos conseguido dar ese paso adelante sin haber perdido nada de nuestra personalidad, así que no podemos estar más satisfechos”, enfatiza.

El público también ha valorado este trabajo positivamente: “Nos han llegado comentarios que no hubiéramos podido llegar a imaginar hace años, y la gente que nos apoya y que se sube a este barco es cada vez más numerosa”, celebra.

El grupo intentará que El último homenaje “llegue a cada rincón, por lejano que sea”, porque en directo es “donde se percibe la verdadera esencia” de lo que hacen, “donde cobra vida y donde es más probable que el público se sienta participe de este pequeño paisaje” que intentan “dibujar con cada canción”.

“Aunque a donde intentaremos llegar por todos los medios será a nuestro cuarto disco”, avanza la banda, que en sus últimos conciertos está sonando “como nunca” y espera mejorar todavía más en sus próximas fechas: Barcelona (2 de diciembre) y Madrid (14 de enero).  

Etiquetas