Cultura

Mosicaires implica a Down Zaragoza en ‘Iberia Impura: de cara al Ebro’

La propuesta cultural, a medio entre el concierto y el taller participativo, se desarrollará en los centros de la Fundación

Mosicaires.
Mosicaires.
Sergio Sanz

La formación Mosicaires y la Fundación Down Zaragoza han puesto en marcha un proyecto de colaboración en el que desarrollaran varias actividades con el apoyo de la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural. Esta apuesta se engloba dentro del proyecto Iberia Impura: de cara al Ebro, que continuará profundizando en la riqueza cultural del patrimonio oral, aportando en esta ocasión un marcado carácter ambiental.

En un comunicado de prensa remitido desde Mosicaires, adelantan que RqR: músicas sostenibles es el nombre elegido para esta propuesta cultural, en el que se entrelazan patrimonio inmaterial y elementos de la naturaleza a mitad de camino entre el concierto y el taller participativo, y que se desarrollará los días 29 y 30 de noviembre con los usuarios de varios de los centros de la Fundación Down en la ciudad de Zaragoza.

Durante ambas jornadas  y, dentro del proyecto global que la formación está desarrollando en este año 2022, Iberia Impura: de cara al Ebro, incorpora a este nuevo socio colaborador gracias al cual la función social del proyecto adquiere mucha más importancia. Para el diseño del mismo los miembros de la formación dicen que: “Nos hemos dado cuenta de que gran parte de los seres humanos hace ya algún tiempo que dejaron de escuchar hablar a la naturaleza, y creemos que quizá sea ese el origen de los problemas ambientales que azotan el planeta. Si consiguiéramos volver a escucharla… ¿qué pasaría? ¿estaría esta sociedad a tiempo de reconectar con la naturaleza?”.

Partiendo de esta hipótesis, prosiguen, ambas entidades desarrollarán este proyecto de colaboración en el que participarán las personas usuarias de los centros de la Fundación Down Zaragoza: el Centro Ocupacional Muniesa, el Centro Ocupacional Lago de Coronas y el Centro de Adultos La Jota, y lo harán a través de un viaje musical que les llevará a “lugares en los que jamás han estado, o a épocas en las que no han vivido” guiados por sonidos de la naturaleza imitados por artilugios de todo tipo “tal como las personas de todo el planeta han hecho desde tiempos inmemoriales”, sonidos que viajan al espectáculo desde la memoria social reciente para dignificar la sabiduría de los oficios tradicionales o de las abuelas y la tradición, y otros sonidos creados a partir del reciclaje y reutilización de todo tipo de elementos para “facilitar cauces para reconectar con la naturaleza, para la sensibilización ambiental y, de paso, para reclamar un mundo más verde y más justo”, indican desde el grupo de folk.

Trabajos discográficos

Mosicaires recuerda que, desde su formación en el año 2014, ha editado hasta la fecha tres trabajos discográficos y un cuento-cedé, y acostumbra a desarrollar proyectos transversales en los que trabajan a la vez tanto elementos musicales, como aspectos didácticos o de reivindicación y convivencia social. “Cada uno de nuestros proyectos y espectáculos pretendemos que tengan potentes elementos motivadores que vertebren su desarrollo y que se conviertan, a su vez, en una especie de moraleja”, concluyen. 

Etiquetas