Cultura

PATRIMONIO

Un estudio rescata la memoria de ‘Cerésola, un lugar en la Guarguera’

El libro de Isabel Grasa ha sido editado por la Comarca del Alto Gállego con Amigos de Serrablo

Sede de la Comarca del Alto Gállego
Sede de la Comarca del Alto Gállego
S.E.

La Comarca del Alto Gállego ha editado Cerésola, un lugar en la Guarguera, de Isabel Grasa Alastrué, que cuenta con la colaboración de la Asociación Amigos de Serrablo, y que se corresponde con el número 5 de su colección A Gabardera. Este estudio que rescata la memoria de Cerésola, municipio de Sabiñánigo, aporta datos sobre este pueblo a finales de los años sesenta del siglo pasado, como son los nombres de los montes, barrancos, fuentes y campos.

En otros capítulos se habla de la iglesia, las fiestas, las romerías y cofradías, o acerca de los oficios, la agricultura y la ganadería. También tienen su espacio las costumbres, juegos y leyendas, la flora y fauna, y la gastronomía. La presidenta comarcal, Lourdes Arruebo, destaca el de la toponimia “con más de medio centenar de nombres conservados que podrán ser así legados a las generaciones venideras”.

Esta información, que fue recopilada a principios de los 80 mediante encuestas familiares que realizó Isabel Grasa, natural de Cerésola, se completa con fotografías antiguas que ilustran la vida diaria de este lugar del valle del Guarga.

Detalle de la portada del volumen.
Detalle de la portada del volumen.
S. E.

La publicación está disponible en la comarca y en Amigos de Serrablo, y en breve también en www.comarcaaltogallego.es

Los próximos números A Gabardera tratan de la toponimia de Lárrede o Secorún, entre otros.

Isabel Grasa da las gracias a la comarca y Amigos de Serrablo “por rescatar el trabajo que realizó en su día Javier Aznar, que fue el que me pidió que realizara estas encuestas. Mucho de lo que allí sale ya estaría perdido. Y gracias también porque esta publicación hace visible a los habitantes que seguimos manteniendo vivo el pueblo de Cerésola”

Etiquetas