Cultura

cine

La oscense Yasmina Praderas podría llevarse un Goya por 'As bestas' en la edición más aragonesa

Carlos Saura tiene su premio honorífico asegurado y en la gala competirán producciones rodadas en la provincia como Alcarràs, La maternal e Irati

Yasmina Praderas.
Yasmina Praderas.
S.E.

La oscense Yasmina Praderas ha conseguido este jueves su segunda nominación a los Goya por la película As bestas, gran favorita con 17 menciones a la 37 edición de los premios más importantes del cine español, que se entregarán el 11 de febrero de 2023 en Sevilla.

El único galardón seguro hasta el momento es el Goya de Honor para el también oscense Carlos Saura, pero además podrían triunfar tres películas rodadas en la provincia -Alcarràs, La maternal e Irati-, la guionista zaragozana Isabel Peña (As bestas) y el documental Labordeta, un hombre sin más, de Gaizka Urresti y Paula Labordeta.

El próximo 11 de febrero tal vez sea la noche más dorada de la historia para el cine aragonés, por eso sus candidatos ya empiezan a ilusionarse, como es el caso de Yasmina Praderas, que podría imponerse en la categoría de Mejor sonido por la cinta de Rodrigo Sorogoyen.

“Cuando me he enterado de la nominación me he puesto bastante nerviosa, porque es una circunstancia importante. Estoy en shock todavía”, ha confesado a este periódico tras la lectura de los finalistas, que han sido anunciados por las actrices Blanca Portillo y Nora Navas en la sede de la Academia de Cine.

Participar en el largometraje con más candidaturas podría significar “que el premio es aparentemente posible”, según la oscense, que prefiere ser prudente y asegurar que “nunca se sabe”.

La peli me parece buenísima y está gustando muchísimo. Después de varias semanas está en el top 3 de las más vistas en España, compitiendo con producciones internacionales”, ha valorado la técnica de sonido, que se siente “muy orgullosa” por haber participado en este filme.

La oscense, que ya fue finalista a los Goya por Quien a hierro mata (Paco Plaza, 2019), comparte la nominación con sus compañeros Aitor Berenguer y Fabiola Ordoyo, de los que se ha acordado en cuanto supo que eran finalistas.

“Sin los unos y los otros no podemos conseguir hacer mejor las cosas. Nos necesitamos para sacar lo mejor de nosotros”, ha concluido Praderas, que ya sueña con vestirse de gala para recoger su primer “cabezón”.

La provincia oscense, un plató "talismán"

Fotograma de Alcarràs.
Fotograma de Alcarràs.
S.E.

Además de haber conquistado a directores como Ridley Scott y Pedro Almodóvar por su belleza, la provincia oscense se ha convertido en uno de los talismanes de esta edición, ya que en los últimos dos años ha sido el plató de tres de las películas favoritas.

La más destacada de todas ellas es Alcarràs (Carla Simón), con once nominaciones, que llegará a los Goya tras haber ganado el Oso de Oro en Berlín y siendo la representante española en los Oscar.

Grabada en el Bajo Cinca con intérpretes no profesionales, esta historia sobre una familia de agricultores opta a los siguientes Goyas: Mejor película, dirección, guion original (Simón y Arnau Vilaró), actores revelación (Albert Bosch y Jordi Pujol Dolcet), actriz revelación (Anna Otín), dirección de producción (Elisa Sirvent), fotografía (Daniela Cajías), montaje (Ana Pfaff), dirección de arte (Mónica Bernuy) y sonido (Eva Valiño, Thomas Giorgi y Alejandro Castillo).

La maternal, que se rodó entre Monegros y Barcelona, también se ha colado en tres de las categorías más importantes: Mejor película, dirección (la zaragozana Pilar Palomero) y actriz secundaria (Ángela Cervantes).

Por último, una de las sorpresas han sido las cinco candidaturas de Irati, una cinta vasca de ciencia ficción grabada en el Castillo de Loarre, que competirá en las siguientes modalidades: Mejor guion adaptado (escrito por el director Paul Urkijo), música original (Aránzazu Calleja y Maite Arroitajauregi ´Mursego’), canción original (Calleja, ‘Mursego’ y Urkijo), diseño de vestuario (Nerea Torrijos) y efectos especiales (Jon Serrano y David Heras).

Etiquetas