Cultura

LA ENTREVISTA

Juan Antonio Sáez García: “El futuro pasa por hacer un espacio dedicado al fuerte”

El historiador donostiarra presentó en la Ciudadela de Jaca su libro titulado ‘El fuerte de Rapitán y su batería oeste’

Juan Antonio Sáez García.
Juan Antonio Sáez García.
R. G.

 Juan Antonio Sáez García, doctor en Historia, profesor de la Universidad de Deusto durante una década y componente del Instituto Geográfico Vasco (Ingeba) a lo largo de 35 años, acaba de enriquecer la bibliografía jaquesa con la publicación de su nuevo libro, “El fuerte de Rapitán y su batería oeste”, que presentó este pasado miércoles en la Ciudadela de Jaca, después de ofrecer una visita guiada al fuerte.

Precisamente, “el objetivo inicial fue proporcionar una documentación de apoyo para que los guías presentes y futuros dispusieran de los elementos técnicos necesarios para hacer visitas documentadas”, como explicó el donostiarra, agregando que “la conversión de esta información en un libro es el paso necesario para generalizar su acceso a la población”.

Buen conocedor del fuerte de Santa Elena en Biescas o Coll de Ladrones en Canfranc, Sáez García investigó asimismo el fuerte de Rapitán, que se inauguró oficialmente en 1900 y “fue principalmente utilizado como prisión militar, que es una función de importancia muy secundaria”. Ello se debe a que “estas fortificaciones nacieron obsoletas, al construirse cuando surgieron innovaciones en el campo de la artillería a las que no pudieron adaptarse”.

De hecho, “el fuerte de Rapitán no ha tenido épocas de esplendor en sí”, según el autor, aunque es interesante la etapa de 1891 a 1898, “cuando contaba con cañones Ordóñez de 15 centímetros, que pronto tuvieron que ser sustituidos por otros más antiguos y de menores prestaciones, debido a que esos eran más necesarios para la defensa costera, con motivo de la Guerra de Cuba”.

Hoy en día, “el estado del fuerte es bastante bueno”, pero “las actuaciones realizadas no son todo lo adecuadas que cabe esperar”. “La conversión del cuartel en residencia supuso la destrucción de las compartimentaciones originales” y “las recientes actuaciones vinculadas a la impermeabilización de las cubiertas no han respetado la tecnología original y han modificado los volúmenes de los blindajes de tierra”.

“Su futuro pasa por convertirse en un espacio dedicado al propio fuerte, revirtiendo las modificaciones realizadas, con el objeto de que el visitante pueda comprender cada espacio en su uso original”, señaló Sáez García, añadiendo que “hay que asumir que no debe tener un excesivo número de visitantes, teniendo claro que lo importante es la conservación del bien cultural”

Para el historiador, “ha sido un honor contribuir al conocimiento del patrimonio de los jaqueses, esperando que puedan hacerlo visitando el fuerte con el libro y sirviéndose de su aparato gráfico para comprender todos sus entresijos”. Además, destacó la colaboración del Ayuntamiento de Jaca y la Ciudadela, personalizados en la concejala Olvido Moratinos y el coronel Francisco Rubio, agregando que el presidente de la Asociación Cultural Jacetana, Pedro Juanín, es “el verdadero artífice de que esta publicación haya visto la luz”

Etiquetas