Cultura

LA ENTREVISTA

José Antonio Mérida Donoso: “Lo conocí y me enamoré sobre todo de su cercanía y de su calidad humana”

El profesor de la Universidad de Zaragoza publica el libro “Borau, un escritor de cine y un cineasta escritor. Hacia el guion de su literatura”

José Antonio Mérida Donoso.
José Antonio Mérida Donoso.
S. E.

 José Antonio Mérida Donoso, profesor del departamento de Didácticas Específicas de la Universidad de Zaragoza, acaba de publicar el libro Borau, un escritor de cine y un cineasta escritor. Hacia el guión de su literatura (Prensas de la Universidad de Zaragoza). Ya trabajó sobre el cineasta zaragozano años atrás, haciendo su tesis doctoral, e incluso tuvo la suerte de conocerlo en Zaragoza.

“Era una persona sencilla, le enseñé lo que tenía escrito de mi tesis doctoral y para mi sorpresa, me contestó con una carta muy amable agradeciéndome y subrayando algunas cosas de lo que estaba siendo mi tesis que creía que eran cuestionables, incluso me apostilló ciertos asuntos que yo desconocía y me mandó el libro de Furtivos que había sacado el Festival de Cine de Huesca. Y a partir de entonces me enamoré de José Luis Borau, sobre todo de su cercanía y de su calidad humana”.

Justifica su libro José Antonio Mérida diciendo que “se ha escrito muchísimo sobre el cine de Borau, pero sobre su literatura no, y en el décimo aniversario de su muerte, me pareció necesaria este año una obra que subrayara también el valor literario de José Luis Borau”.

Sobre la obra literaria de este cineasta, Mérida Donoso explica que “tiene sobre todo relatos cortos, historias cortas que fue haciendo a lo largo del tiempo, sobre todo mientras estuvo en Estados Unidos para hacer la película Río abajo. Siempre fue un gran ensayista y era un gran escritor de guiones, y eso que no quería ser guionista. El guion de Furtivos es muy literario, es una delicia leerlo. En sus guiones pensaba mucho en el cine y estaba muy detrás de todo en sus películas. No tiene novelas, pero fue un gran editor, tuvo su propia editorial. También fue productor y está detrás de obras fílmicas, y también detrás de obras literarias, aunque algunas no han salido todavía”.

Sobre los ejes de su literatura, afirma: “la incomunicación es constante, probablemente porque era un hombre que vivía en soledad, y él lo decía, que estaba mucho tiempo solo y que además le gustaba. Era un huraño muy entrañable, porque abría los brazos a todo el mundo, y luego quería estar solo porque con tanto trabajo que tenía, daba clases de cine, sobre todo clases de guion y demás, no tenía tiempo para sus cosillas, que eran cosazas. Eso queda reflejado mucho en su cine y en su literatura, esa incomunicación y por eso esos personajes grises, que están en un mundo hostil. Él intenta comunicar constantemente, pero sus personajes no comunican”.

Resalta Mérida Donoso que Borau escasamente fue reconocido por la crítica. “Tuvo la suerte de hacer Furtivos en un momento y en un contexto muy adecuado, que tuvo un grandísimo reconocimiento, pero también esa película eclipsó un poco su filmografía. La crítica estaba esperando un nuevo Furtivos pero él no quería hacer un nuevo Furtivos. Él quería que cada película fuera distinta”. 

Etiquetas