Cultura

música

“La rumba sobrevive porque es alegría y eso nunca puede morir”

El combo de Miliu de la Cera & Friends ofrece este viernes en el Edén un concierto solidario a beneficio del Banco de Alimentos

Emilio “ Miliu de la Cera” Ferré.
Emilio “ Miliu de la Cera” Ferré.
S.E.

El combo de Miliu de la Cera & Friends ofrece este viernes (21:30 horas) la Navidad Rumbera Solidaria en la sala Edén de Huesca, donde el público puede acceder al recinto con una donación al Banco de Alimentos.

Jonathan “ Petete” Malla (voz y guitarra), Christian “ El Viejo” Malla (voz y guitarra), Emilio Escoude (piano) y Emilio “ Miliu de la Cera” Ferré (percusión) protagonizan una gala que será “más que un concierto”, como afirman a DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

“Haremos una fiesta entre amigos, con rumbas de toda la vida y, dadas las fechas, villancicos rumberos”, prometen.

Pese a que este estilo decimonónico de origen cubano se popularizó en nuestro país con variantes flamencas o catalanas, lo cierto es que sigue contando con el calor del público, que todavía llena los conciertos de Kiko Veneno, Estopa, Muchachito Bombo Infierno, La Pegatina y Los Chichos, referentes del género.

Su impacto es más que evidente en las nuevas generaciones como C. Tangana, Omar Montes y la mismísima Rosalía, que en 2019 consiguió uno de sus múltiples números 1 en España con el tema en catalán Milionària.

“La rumba ha sobrevivido siempre porque es alegría y la alegría nunca puede morir”, argumentan los artistas, que, en algunos casos, formaron parte de la compañía del considerado como el monarca de este género; Peret (1935-2014).

Tocar con él siendo rumbero es como haber jugado con Messi para un futbolista. Era un ídolo para nosotros”, enfatizan.

Indudablemente, los músicos confirman que el genio de Mataró hacía honor a su apodo, ”el Rey de la Rumba”, como se le conoce popularmente.

“Por supuesto que se le echa y se le echará de menos, porque era el mejor y la fuente de inspiración para todos nosotros”, se emociona.

Además, el combo rumbero de Miliu de la Cera aprovecha la ocasión para explicar que la rumba catalana “será presentada para que la Unesco la reconozca como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad”, una misión a la que ellos seguirán contribuyendo concierto tras concierto con su arte.

Una cita solidaria

Organizado por la Asociaión Cultural Bajañí-La Guitarra de Huesca, el acto dará comienzo a las 21:00 horas con la apertura de puertas de la Sala Edén, donde la entrada es gratuita hasta completar el aforo.

“Solamente se debe aportar algún producto de alimentación no perecedero o de higiene para entregar al Banco de Alimentos de Huesca”, confirma Luis Escudero, uno de los propulsores del evento, que ruega “puntualidad” al público para evitar esperas.

“Estas navidades deseamos que no haya ninguna mesa vacía en los hogares más desfavorecidos”, añade, antes de agradecer su “inestimable apoyo” a la Sala Edén y la colaboración de la Plataforma de la Rumba Catalana Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Para el grupo musical, participar en un evento como este “es un placer”, porque podrán aportar su “granito de arena para ayudar a la gente que tanto lo necesita, y más en estas fechas”.

Ojalá hubiera un concierto como este cada día. La Plataforma se siente orgullosa de poder participar. Gracias Luis (Escudero) por darnos esta oportunidad y a la Sala Edén por organizar la actuación. Esperamos que sean muchas más”, rematan.

El Banco de Alimentos

El Blanco de Alimentos de Huesca, donde se entregarán los productos que se donen este viernes de manera íntegra, se constituyó en el año 2010, por un grupo de amigos que decidieron crecer desde el Banco de Aragón, observando las necesidades reales de la provincia oscense.

Se trata de una entidad sin ánimo de lucro, compuesta únicamente por voluntarios que desarrollan su actividad en el almacén o en la gestión administrativa, eligiendo el horario y el tipo de colaboración que prefiere.

En la actualidad, componen el equipo fijo una docena de personas, que se amplían hasta los casi mil en toda la provincia con ocasión de la Gran Recogida, el evento central de su actividad para el abastecimiento de alimentos de todo el año.

Este año, el Banco ha tenido la colaboración de voluntarios de la comunidad ucraniana, que ponen todo su corazón en apoyar tan encomiable labor, pese a que algunos de sus componentes tienen alguna dificultad con el idioma. 

Etiquetas