Cultura

música clásica

La Orquesta de Cámara de Huesca se estrena en el Olimpia por Navidad

La formación musical ofrece hoy su tradicional concierto en el teatro oscense, a las 20:30 horas

Imagen de archivo de uno de los conciertos de la Orquesta de Cámara de Huesca.
Imagen de archivo de uno de los conciertos de la Orquesta de Cámara de Huesca.
Roger Navarro.

La Orquesta de Cámara de Huesca ofrece este viernes su tradicional Concierto de Navidad, una de sus citas más importantes del año que en esta ocasión tiene como novedad el escenario, ya que va a ser la primera vez en su historia que la Orquesta actúe en el Teatro Olimpia.

A partir de las 20:30 horas ofrecerá un recital lleno de sorpresas, que comenzará con Wolfgang Amadeus Mozart, en concreto con una pieza que el compositor austriaco escribió cuando era muy joven, se trata de Una broma musical, “que como su propio nombre indica, a lo largo de la obra hay como sorpresitas, sobre todo en cuestión de efectos musicales, intervenciones de instrumentos de viento...”, avanza Teresa Pueyo, miembro de la Orquesta de Cámara de Huesca.

Mozart tenía un robusto sentido del humor, documentado en sus cartas, y por sus composiciones también se sabe que en ellas lo mostró. En el divertimento Una broma musical, de 1787, Mozart creó una parodia de lo que podría haber sido la obra de un compositor poco avezado, un compositor inepto. La pieza, por ello, está plagada de momentos incómodos, burdas resoluciones, o acompañamientos poco tradicionales. El propósito de Mozart era claramente satírico.

Continuarán su programa con un Concierto para Trombón y Orquesta, de Georg Christoph Wagenseil. “Este concierto lo va a tocar un chico de Huesca, Luis Cantero Sampériz, un trombonista que se está formando y que tenía mucha ilusión por tocar con la Orquesta”.

Terminarán el concierto con La cantata del café, de Johann Sebastian Bach. “En ella intervendrán tres cantantes, Patricia Seral (soprano), Rubén Lardiés (tenor) y Alejandro Escuer (bajo)”, indica Teresa Pueyo. “Se trata de una obra con sentido del humor, que aborda el momento en el que se empezaba a tomar café y no estaba bien visto que las mujeres jóvenes lo bebiesen. Se puso de moda, pero un padre amenazó a su hija diciéndole que si no deja el café no se casará”, relata la teclista de la Orquesta.

Bach ha sido considerado durante mucho tiempo el músico dedicado de un modo, casi exclusivo, a la experiencia de lo sagrado. Sin embargo, fue también algo más, un hombre que vivió a fondo el espíritu de su tiempo y lo reflejó, cuando su inspiración por ahí le conducía, hacia lo humorístico y lo burlesco.

La cantata del café además de representar la adicción al café tenía un profundo sentido irónico frente al recelo que algunos alemanes conservadores que concebida la bebida como algo mundano y de mal gusto. Incluso en algunos nichos de la sociedad, estaba completamente prohibido para mujeres en edad de concebir, ya que se creía que podía producir esterilidad.

Teresa Pueyo insiste en que el Concierto de Navidad, “es una de las citas más importantes que tenemos en la Orquesta a lo largo del año”. Además, sus componentes comparten la ilusión por hacerlo y tienen muchas ganas “porque siempre preparamos programas especiales”.

Respecto a la gente que colabora con ellos, tanto este año como en ocasiones anteriores, Teresa Pueyo reconoce que “también les hace muchísima ilusión tocar con la Orquesta y hacerlo en Huesca”.

Por lo que respecta a este año, insiste en que “estamos muy contentos y muy ilusionados con la posibilidad de tocar en el Olimpia. Nos apetece mucho hacer el Concierto de Navidad en un teatro tan bonito”, asegura Teresa Pueyo.

Etiquetas