Cultura

PUBLICACIÓN

El compromiso con el arte de Gráficas Barbastro-Monzón

El delegado de Patrimonio Ángel Noguero y María Puértolas, directora del Museo diocesano, seleccionaron las 13 iglesias que reproduce el calendario  

Javier Franco, Aída Rodríguez y Miguel Hecho, de Gráficas Barbastro-Monzón.
Javier Franco, Aída Rodríguez y Miguel Hecho, de Gráficas Barbastro-Monzón.
Á.H.

Trece iglesias seleccionadas de la Diócesis Barbastro-Monzón son tema de contenido del calendario de sobremesa del año 2023 editado por iniciativa del Grupo Gráficas Barbastro-Monzón, que lo presentó días atrás en el Museo Diocesano con motivo de la próxima distribución entre socios, clientes, público, autoridades y personas interesadas. De esta manera, sigue adelante el compromiso de la empresa editora con el arte diocesano tras el calendario del presente 2022 dedicado a obras y piezas del Museo, entre ellas varias devueltas por el Museo de Lérida que están en depósito judicial.

En la edición de 1.300 calendarios con código QR se ha optado por 13 iglesias seleccionadas por Ángel Noguero, delegado de Patrimonio y por María Puértolas, subdirectora del Museo, cuyo equipo ha colaborado. Afectan a las catedrales de Roda de Isábena y Santa María del Romeral (Monzón), colegiata de Santa María (Ainsa), iglesias de Nuestra Señora de Baldós (Montañana), Santa María (Muro de Roda), Santa María (Chalamera), San Cristóbal (Luzás), San Julián Obispo (Juseu), San Juan (Toledo de la Nata), Santa María (Peralta de la Sal), monasterio de Santa María de Alaón (Sopeira) y colegiata de Santa María la Mayor (Tamarite de Litera).

Ángel Noguero se refiere al calendario como “un magnífico regalo que nos permite la posibilidad de prolongar la experiencia artística, de disfrute del patrimonio diocesano de Barbastro-Monzón y llevárnosla a casa en formato de calendario de sobremesa”. En cierto modo -añade-, “se trata de una ventana a doce entornos donde nuestra historia, grabada en piedra, se entremezcla con la naturaleza y doce detalles donde nuestros ojos, al descansar, se deleitan”.

Se han seleccionado una docena de iglesias y en cada uno de los meses se ha elegido una fecha, “es el día escogido para realizar una visita guiada a ese lugar para, en muchos casos, descubrir y en otros, reencontrarnos con la belleza, la devoción y la historia de este pueblo. Ha sido una tarea difícil por la variedad y riqueza del legado de una herencia milenaria”.

Los promotores

Miguel Hecho y Javier Franco, del Grupo promotor de la iniciativa, señalan que “la selección de monumentos e iglesias no ha sido fácil por la riqueza del patrimonio, pero ha sido un criterio muy profesional. La serie dedicada a estos contenidos comenzó con Villanueva de Sigena, por iniciativa del Ayuntamiento, siguió la dedicada al Museo y ahora iglesias y monumentos. En dos años de pandemia no hubo”.

Este año se han editado 1.300 calendarios que tiene amplia información en un código QR.
Este año se han editado 1.300 calendarios que tiene amplia información en un código QR.
Á.H.

El calendario de sobremesa del pasado año 2022 tuvo un “éxito grande porque se agotaron los 4.000 ejemplares editados; el vídeo explicativo fue un gancho atractivo. Este año, la tirada se ha reducido por motivos de costes de materias primas, la distribución será conjunta con el Museo y estamos convencidos que tendrá gran respuesta. La apuesta por el patrimonio diocesano es una garantía anticipada. Nos consta que muchas personas visitaron el Museo gracias al calendario”.  

Etiquetas