Cultura

LA ENTREVISTA

Cosme Arcas: “Están hechos a mano en ratos perdidos y son curiosos e interesantes”

El barbastranse ha realizado a mano una colección de 84 hierros de ganaderías españolas y portuguesas, que cederá al Museo Taurino

Cosme Arcas con uno de los hierros de su colección.
Cosme Arcas con algunos de los hierros de su colección.
Á.H.

El contenido del único Museo Taurino que hay en la provincia está en la Plaza de Barbastro y se enriquecerá con la colección de 84 hierros de ganaderías españolas y portuguesas hechos a mano por el aficionado local Cosme Arcas. Cada hierro lleva consigo ficha con datos sobre la ganadería y en opinión de expertos consultados, podría ser la única colección de estas características existente en Aragón y entre las pocas de España.

La afición de Cosme Arcas se inició en la década de los 60 cuando hizo su primer paseíllo de becerrista en la Plaza de Toros. En los carteles fue ‘El Maravillas’ y compartió tardes con Sebastián Arregui ‘El Chano’, Manuel González ‘El Manoletino’ y Fernando Salas ‘Saletas’, entre otros becerristas locales.

A partir de entonces, fue un colaborador asiduo en la plaza en distintas tareas cuando hubo corridas y novilladas: en la puerta principal, en la salida de cuadrillas y finalmente en chiqueros. La afición ha seguido desde los graderíos y se refleja en la colección de hierros que ahora cederá al museo en cuanto el Ayuntamiento -propietario de la plaza- solucione un problema por goteras que deriva en humedades.

En total, “son 84 hierros de ganaderías de España y de Portugal, hechos a mano en ratos perdidos. La idea se me ocurrió porque Eugenio Sánchez, asesor taurino de la plaza desde 1978 a 2018, me regaló un libro sobre Criadores de Toros de Lidia (1975) y desde entonces he actualizado las fichas de cada hierro por antigüedad, color de la divisa, señal en las orejas y otros datos”.

En cuanto a la decisión de donarla, “es una colección curiosa e interesante que tendrá más vistosidad en el Museo Taurino por donde pasa más gente y, además, me sumo a quienes facilitaron su contenido para la apertura en agosto de 2008 con colecciones de revistas, fotografías, documentos, carteles, vídeos, divisas de ganaderías y muchos artículos. Hasta ahora, quienes la han visto se han quedado prendados. Hace poco el exbanderillero oscense Pablo Ciprés me dijo que es una joya”.

La apertura del Museo por iniciativa de la Asociación ‘Amigos de la Plaza de Toros’ fue posible, entonces, por donaciones de Ricardo Bistué, que fue cirujano jefe en la Monumental de Barcelona durante treinta años, y de la familia de Pepe Ardanuy que fueron fundamentales para formar colecciones y contenidos.

A partir de entonces se han sumado otras entregas, entre ellas la de la familia del torero local Antonio Bamala y maquetas de Florentino Fuertes, un fue directivo entusiasta.

Arcas no tiene constancia de que haya otra colección similar a la suya, y salvo que cambie de intenciones, “no aumentaré la colección porque dedico mi tiempo libre a colaborar con la UD Barbastro en tareas de delegado, entre otras. Toros y fútbol no tienen nada que ver, pero soy aficionado a los dos. Mi equipo es el Barbastro y prefiero un partido de rivalidad provincial antes que el Barcelona-Real Madrid”. 

Etiquetas