Cultura

TEATRO

Corral de García regresa de nuevo a Madrid con ‘La lluvia amarilla’

La compañía dirigida por Jesús Arbués hará temporada en el Teatro Quique San Francisco desde mañana al 5 de febrero

Ricardo Joven y Alicia Montesquiu protagonizan La lluvia amarilla.
Ricardo Joven y Alicia Montesquiu protagonizan La lluvia amarilla.
S.E.

Corral de García regresa a Madrid. Tras su exitoso paso por el Teatro Español a finales del 2021 donde estuvo 34 días llenando en cada representación, la compañía altoaragonesa vuelve a la capital de España para hacer temporada con la adaptación de la famosa novela de Julio Llamazares, La lluvia amarilla.

En esta ocasión será en el Teatro Quique San Francisco, desde este miércoles, 11 de enero, al 5 de febrero. De miércoles a domingo la compañía volverá a contar la última noche de Andrés de Casa Sosas, el último habitante de Ainielle que imaginó Julio Llamazares.

La lluvia amarilla alcanzará tras su paso por Madrid las cien funciones por distintas comunidades autónomas, entre ellas Aragón, Valencia, Andalucía, La Rioja, País Vasco, Castilla León, Extremadura en las algunas de las cuales también se sufre el drama de la despoblación.

Pueblos vacíos, casas en ruinas, tejados derrumbados, bancales conquistados por la maleza, cristales rotos, chimeneas apagadas… Este es el panorama de gran parte del interior de nuestro país. Igual que la maleza se come los muros de piedra de las casas, la ausencia de habitantes devora la memoria de los lugares. Por otro lado aparecen ciudades cada vez más pobladas, menos humanas… ciudades sin memoria. Y Corral de García rescata primero la memoria de esos lugares que están a punto de borrarse de los mapas.

Un pueblo deshabitado, Ainielle, es, posiblemente, el personaje principal de este espectáculo. Un personaje mudo, manco y cojo, pero ni sordo, ni ciego, ni insensible. Ainielle existe, está ahí, no lejos de Biescas, en el Pirineo aragonés. Pero ¿puede un pueblo existir si nadie es testigo de su existencia? En cualquier caso Ainielle estaba allí, con 1.355 metros de altitud, era uno de los lugares poblados más altos del Pirineo pero está deshabitado desde el año 1971 en que su último poblador abandonó el pueblo.

Ese personaje lo sube al escenario Ricardo Joven, protagonista de La lluvia amarilla junto a Alicia Montesquiu y con un texto ha sido adaptado y dirigido por Jesús Arbués.

Premio a la mejor interpretación masculina en el Festival Garnacha, y candidata a los Premios Max como mejor actor y mejor puesta en escena, la obra todavía seguirá recorriendo nuestra geografía contando esta historia que acontece en un recóndito pueblo del Pirineo aragonés.

Para Corral de García “es un nuevo reto volver a hacer temporada a Madrid” con La lluvia amarilla. “Hasta ahora tanto los espectadores como la crítica han respaldado este montaje sencillo aunque visualmente muy sugerente donde la palabra convive y se funde con un innovador concepto de la escenografía”, indica la compañía. 

Etiquetas