Cultura

LA ENTREVISTA

Fercho: “Ahora puedo disfrutar escuchándome, algo que no me pasaba con el rap”

El cantante y compositor Fernando Núñez Bernad agita la nueva escena musical altoaragonesa con su mezcla de trap, ‘Rnb’ y reguetón

Fernando Núñez Bernad, Fercho.
Fernando Núñez Bernad, Fercho.
Pablo Berdún

Trap, ‘Rnb’, reguetón... El joven músico y compositor oscense Fernando Núñez Bernad ha hecho suyos estos sonidos después de iniciarse en el rap y cuenta ya con cuatro videoclips en Youtube. “Comencé en 2015, empezamos a escribir canciones de rap con Pablo Lles, en el grupo Kardillaks, y sacamos temas hasta que llegó la pandemia, más o menos”, explica.

Como señala, fue durante esta etapa cuando comenzó a interesarse por otros estilos. “Desde que empecé a escribir rap, me llamaban mucho la atención otros sonidos más melódicos y cuando dejamos el grupo me atreví con el trap, el RnB’, el reguetón...”, relata.

En el paso de un estilo a otro influyó también, confiesa, su forma de percibirse a sí mismo como músico. “Cuando hacía rap no disfrutaba escuchándome, y cuando empecé a hacer este tipo de canciones, mucho más melódicas, lo pude llegar a disfrutar, algo que era impensable para mí”, confiesa.

Cruz Cafuné, Abhir Hathi, Hoke, Feid, Mora, Il Pequeño, Ergo Pro e incluso Quevedo, se encuentran así entre los grupos que más escucha en este momento. “La escena que hay en Canarias me gusta mucho, me parece que tienen un talento muy bueno, no sé cómo lo hacen”, señala.

Los temas que ha realizado hasta ahora han cobrado vida gracias a otro joven músico altoaragonés, Pablo Gobantes -conocido como Drylips.kio- que se encarga de las mezclas y la masterización de sus canciones.

“Todo lo que canto lo escribo yo y son cosas que en algún momento de mi vida he sentido”, asegura.

Con su primer videoclip, “Menos es más”, realizado por Sergio Arbús en junio de 2022, asegura que sintió “miedo” en el momento de sacarlo a la luz.

“Se alejaba un poco de lo que hacía antes, no sabía si podía gustar si no... Y de hecho acabé haciendo música en solitario gracias a unos cuantos amigos que estaban encima para que lo hiciera. Si no hubiera sido por ellos, lo que tenía grabado se hubiera quedado en el móvil o en el ordenador”, asegura.

Después vendría “King Kong”, el 21 de agosto, cuyo vídeo es un ‘gif’ fijo en la pantalla, y el 4 de noviembre llegó “Enganchao”, con Pablo Berdún en la dirección. “Disfruté mucho grabándolo, fue muy divertido, lo realizamos en parte en el cuarto de baño del bar Woodstock de Huesca”, recuerda. Y por fin vio la luz su último tema “40 grados”, grabado en esta ocasión en la sala de conciertos ‘El 21’ también de la capital altoaragonesa y de nuevo con Pablo Berdún al mando. “Teníamos que lograr que pareciera que en el bar había gente y un montón de amigos se pasaron por ahí para colaborar. Les estoy muy agradecido, de otra forma, tanto este vídeoclip como el de ‘Enganchao’ hubieran sido bastante más pobres visualmente”, asegura Fercho. Para ambos locales oscenses tiene también palabras de agradecimiento.

¿Y lo siguiente?. “Va a ser una mezcla de reguetón con música electrónica”, adelanta Fercho sobre el futuro de su carrera. 

Etiquetas