Cultura

feria del libro

El buen tiempo marca el ecuador de la Feria del Libro

Las firmas de los autores mandan en las ventas

El último empujón de esta feria llegará durante el fin de semana.
El último empujón de esta feria llegará durante el fin de semana.
Laura Ayerbe

La Feria del Libro de Huesca entró ayer en su ecuador y lo hizo con un “buen balance hasta el momento”, señaló Fernando Arguis, director de la feria.

Aunque es cierto que tras el fin de semana, el trasiego de personas ha disminuido, las tardes veraniegas están mandando durante la semana lo que está provocando que los oscenses se echen a la calle para rodearse de libros, comprarlos y ser partícipes de las talleres y actividades que se están realizando de manera paralela al evento.

Precisamente, entre las ventas destacadas, por supuesto, están las firmas que durante esta edición están pasando por la plaza López Allué, aunque Arguis aclaró que la gente se lleva un poco todo, “sobre todo las novedades”. Durante estos días mandan las novelas de Alejandro Palomas, quien fue el pregonero durante esta edición u otros como Años de vida de Marta Borraz, quien presentó y firmó el pasado domingo.

El último empujón de esta feria llegará durante el fin de semana con el previsible aumento en las ventas y con la entrega del premio de los libreros altoaragoneses al Libro altoaragonés del año 2023, además de la entrega de los premios especiales de la Feria del Libro de Huesca y que contará con Música y poesía a cargo de Olga y los Ministriles con la colaboración especial de Gerardo López Pontaque