Cultura

OJO AVIZOR

El SoNna descubrirá una vez más espacios naturales desconocidos

La Diputación Provincial de Huesca apuesta por 26 lugares nuevos en la quinta edición del festival

San Urbez.
El festival se trasladará, en agosto, al santuario de San Urbez de Nocito.
S.E.

La quinta edición del Festival Sonidos en la Naturaleza, SoNna Huesca, recorrerá de nuevo varios espacios singulares de las diez comarcas altoaragonesas durante los tres meses de verano. Más del 40% de los lugares que servirán de escenario, un total de 26, son nuevos en este certamen, que organiza la Diputación Provincial de Huesca, cuya  seña de identidad es la unión del pequeño formato artístico con los espacios naturales.

La naturaleza como escenario de nuevo será protagonista en el V Festival SoNna Huesca. Es por ello que desde la organización han vuelto a peinar las comarcas altoaragonesas en busca de espacios naturales o patrimoniales para sus espectáculos que se realizarán entre el 29 de junio  y el 14 de septiembre.  

El Festival Sonidos en la Naturaleza descubrirá, por ejemplo, a propios y extraños el poblado de Cardiel, en Fraga, la ermita de Nuestra Señora de la Ganza en Calasanz, el Molino de Centenera de Graus, las Bodegas Laus y Valonga, como ejemplos del paisaje agrícola humanizado; el Santuario de San Urbez de Nocito, la Fuente de los Recuerdos de Fraella o el Museo Milano real-Cometa roja de Binaced, que se unen este año a otros espacios ya visitados por el certamen en sus cuatro ediciones anteriores.

Tal y como destacó el diputado de Cultura de la DPH, Carlos Sampériz, en el acto de presentación de la quinta edición del SoNna Huesca, “la música es nuestra principal aliada, pero como bien sabéis, el territorio también lo es. En la gran parte de los espectáculos y montajes del SoNna Huesca ni siquiera hay escenario, con el fin de intervenir lo mínimo en los espacios naturales", dijo. “Es la propia naturaleza la que consigue poner la guinda, con el atardecer de fondo. El SoNna Huesca logra una atmósfera muy especial. Aquí los espacios son tan importantes como la programación”, resumió Sampériz.

Una de las novedades del programa de 2024 es el poblado de Cardiel, que recibirá a la argentina Soema Montenegro el 7 de Julio. Deshabitado a mediados del siglo XX, el poblado del término municipal de Fraga fue testigo de los rodajes del Spaghetti western, un género que se rodó en España e Italia en los años 60 y 70, y que arrojó un caudal de más de 500 películas. Una treintena de aquellas producciones rodaron exteriores en esta zona de Aragón, en lugares como Chalamera, Alcolea de Cinca o Ballobar, pero sobre todo en el poblado de Cardiel. Allí, entre 1965 y 1972 los hermanos Balcázar junto con el director y guionista F. Iquino, rodaron dos docenas largas de películas.

El fin se semana siguiente, el sábado 13 de julio la caravana del SoNna Huesca se desplaza a la ermita Nuestra Señora de la Ganza, de Calasanz (La Litera), que albergará el recital del cantautor madrileño Pedro Pastor. Calasanz está situado a 736 m de altitud, en la cara Sur de la Sierra de la Carrodilla. Entre olivos, almendros y viñedos, el pueblo mantiene la estructura medieval de las antiguas poblaciones de montaña en un escarpado terreno cruzado de arroyos, barrancos y pequeñas sierras. Entre Peralta y Calasanz hay una partida denominada las Ganzas o la Ganza y es en este lugar donde se distinguen varios edificios entre los que se encuentra la ermita, la vivienda del ermitaño y otras dependencias auxiliares.

A continuación, tras visitar el Salinar de Naval y el pueblo de Susín, en Biescas, el 21 de julio el SoNna recalará en el Espacio Arte y Naturaleza de Berdún, que el año pasado no pudo debutar como escenario por las inclemencias climatológicas. El valenciano Sanisidro intentará luchar contra el mal fario y descubrir para el público el entorno de la ermita de Santa Lucía, en las cercanías de Berdún, que alberga desde 2005 un conjunto escultórico en madera del artista galés David Nash, que lleva por título Three Sun Vessels for Berdun (tres barcos de sol para Berdún). Es un gigantesco reloj de sol que se compone de una rosa de los vientos y tres grandes esculturas en madera de roble.

El último domingo de julio, la arpista y cantante gaditana, Musgö, montará su escenario en la Chopera del Cinca, en el término de El Pueyo de Santa Cruz, que a última hora ha sustituido a la Carrasca de Larredán por poblemas ajenos a la organización.

El viernes 2 de agosto, el SoNna Huesca regresa al espectacular poblado de Muro de Roda, un escenario que vuelve al programa después de haber debutado en su primera edición. El primer fin de semana de agosto lo completan dos ubicaciones más habituales en Sobrarbe: los llanos de Planduviar de Broto y el sendero El Cornato en Pineta, en Bielsa.

El fin de semana siguiente, el certamen viaja a La Ribagorza para visitar la ermita de San Medardo de Benabarre, que fue escenario en 2020, los bosques de Castejón de Sos, que también repite, y el debutante Molino de Centenera, un espacio que volverá a reunir el binomio cultura y naturaleza el 11 de agosto con el concierto de la castellana Blanca Altable.

El Molino Centenera, en La Puebla de Fantova, que debutará en el SoNna, está situado en un paraje natural de gran belleza.
El Molino Centenera, en La Puebla de Fantova, que debutará en el SoNna, está situado en un paraje natural de gran belleza.
S.E.

El Molino Centenera, en La Puebla de Fantova, está situado en un paraje natural de gran belleza. Fue molino de cereal, de aceituna (almazara), horno de pan y central hidroeléctrica, desde la que se generaba la luz que iluminaba los pueblos del valle hasta los años 70. El molino está ubicado en una finca de más de 3.000 m junto al barranco de Pinares, muy cerca de La Puebla. Cotiella y el Turbón dominan el paisaje. A punto de desmoronarse, el conjunto fue recuperado por el fotógrafo y sociólogo Javier Selva con el objetivo de convertirlo en un polo y espacio cultural, que ya ha celebrado por ejemplo dos ediciones de su Vagamundos Festival, un certamen de cine de viajes y aventuras.

En la segunda quincena de agosto, el SoNna Huesca descubrirá dos bodegas, un observatorio y un santuario. El sábado 18, Trio da Kali abrirá las puertas de la Bodega Laus, una isla en el Somontano rodeada de agua, viñas, flores, sol, aire y vida. La bodega es un edificio moderno y minimalista en plena naturaleza, con unas espectaculares vistas de los viñedos y de los Pirineos que se erigen al fondo. Está rodeado por una alberca de más de ocho mil metros cuadrados.

Al día siguiente, el festival viaja al espectacular santuario de San Urbez de Nocito, donde cantará la catalana Queralt Lahoz. El Santuario de San Úrbez de Nocito es un conjunto formado por la iglesia y el monasterio adosado a ella. El conjunto se completa al oeste con un recinto vallado y al norte con un camino que lleva hasta la ermita de Santa María, construida sobre la casa donde murió San Úrbez, y la propia casa donde nació el santo y el albergue.

El último domingo de agosto, por otra parte, el festival recala en el Museo Milano Real Cometa Roja, en Binaced, donde actuará la aragonesa Ester Vallejo. Desde hace tres décadas Binaced es pionero en el mundo de la ornitología española por la conservación de la invernada de Milano real (Milvus milvus) y otras especies de aves rapaces. A iniciativa de la asociación Fondo de Amigos del Buitre, el estudio de la población invernante de milano real se completó después con el Área de Alimentación Suplementaria «Las Pichillas» y la puesta en marcha del observatorio medioambiental de aves rapaces de Binaced, también llamado Museo Cometa Roja.

Y el sábado 31 de agosto, el Festival Sonidos en la Naturaleza regresa a terreno vitivinícola para emplazarse en la Finca Valonga, en Belver de Cinca, en homenaje a ese paisaje humanizado del viñedo altoaragonés, esa agricultura evocadora que se extiende al sur de la Sierra de Guara y en otros puntos diseminados de la geografía oscense. La Finca Valonga es un legado agrícola y de biodiversidad trabajado durante décadas que dibuja en el paisaje un mosaico de viñedos, nogales, olivos, almendros y cereal, con masas de agua diseminadas por su extenso dominio en la margen derecha del río Cinca. Gestionada desde 1931 por tres generaciones de la misma familia, la finca ya contaba con viñedos y bodega propia desde principios del siglo XIX. En la década de 1980 se replantaron los viñedos y se renovaron todas sus instalaciones. La bodega se sitúa estratégicamente en el centro del viñedo, que ocupa una extensión de 60 hectáreas.

El SoNna se cerrará en la Finca Valonga, en Belver de Cinca.
El SoNna se cerrará en la Finca Valonga, en Belver de Cinca.
S.E.

Por último, la quinta edición del SoNna Huesca pondrá en valor la Fuente de los Recuerdos de Fraella, recuperada recientemente tras décadas tapada y enronada, con el concierto de la catalana Judith Neddermann. Encajada en un resalte de la roca arenisca, la fuente se completa con un pequeño abrevadero y un lavadero, donde las mujeres de Fraella hacían la colada cuando el agua corriente en las casas era aún desconocida. Su recuperación comenzó en 2016 gracias al empeño y dedicación de los habitantes de Fraella. Fue necesario el desbroce y excavación, ya que la fuente estaba cubierta de vegetación y el lavadero enterrado. Hoy, sus mesas de picnic y su panel explicativo recuerdan a Segundo, el fraellense que encontró el pozo.

Fraella también será escenario del SoNna.
Fraella también será escenario del SoNna.
S.E.