Cultura

#SOYDELALTOARAGÓN

Gerardo López Pontaque: “La provincia está dando una mezcla de entorno idílico con música”

Gerardo López Pontaque.
Gerardo López Pontaque.
Laura Ayerbe

Nacido en Huesca, toca la trompeta desde niño y desde la Huesca Big Band y las bandas de Tardienta y Grañén pone música a la provincia. Compositor y arreglista por encargo y por gusto, ha colaborado con artistas como Huecco o Tachenko, entre muchos otros y actúa también, dice, “como artista mercenario”. “Que necesitan una trompeta, pues voy”, afirma. Pide todo el apoyo para los músicos locales, algo clave para que haya un tejido de artistas en la provincia. “Eso crea circuitos de músicos de la zona y hace que vivan, que puedan trabajar, que puedan estudiar y que puedan crecer”, afirma.

¿Cuál es su primer recuerdo musical de Huesca?

—Voy a hacer 44 años y empecé con 7. Hablamos de una época en la que no había internet, que no había tantas extraescolares, que no había tantas distracciones, digamos. Recuerdo que iba a la Banda de Música de Huesca con muchísimas ganas, muy ilusionado y me encantaba tocar lo que tocábamos allí, los pasodobles, las zarzuelas, las óperas o la música de películas. Era divertido. El conservatorio estaba bien, pero el repertorio que trabajas allí es más académico. A mí, ir a tocar a la Banda me parecía una maravilla.

¿Qué banda sonora le pondría a la provincia?

—Ha habido mucho rock. Ha habido flamenco. Ha habido un movimiento de jazz muy pequeño desde hace muchos años, que ahora, a lo mejor, está creciendo. Y actualmente, igual que pasa, creo, a nivel mundial, hay un movimiento de hip hop y de rap.

La Huesca Big Band, ¿lleva también el sello de identidad de aquí?

—Intentamos siempre en los conciertos hacer una parte de repertorio de Big Band al uso, si se puede decir, académica. Y luego, hago inventos de folclore con jazz, temas tradicionales de folclore oscense adaptados a la formación y cosas más modernas. A lo mejor, música que no es de esa formación, pero que la he adaptado a una big band, porque es muy popular o sé que al público le va a gustar.

¿Qué escenarios quedan por explorar en la provincia?

—Ahora está muy de moda coger sitios así como muy bonitos. También está el castillo de Aínsa o el Sonna, que cada edición van buscando sitios diferentes, Pirineos Sur, que ya está consolidado y el sitio es espectacular.

¿Los músicos altoaragoneses ya han dicho todo lo que tenían que decir?

—Es ley de vida que nunca está todo dicho. Siempre se va a innovar, siempre van a pasar cosas. Si no pasan cosas, es preocupante. Las nuevas generaciones tienen otras costumbres, han crecido de otra manera, escuchan la música de otra manera, escuchan otros grupos. La música que van a hacer va a ser diferente a la que hemos hecho o a la que hice, o como con la que trabajo yo hicieron las personas anteriores a mí. 

¿Qué le ha dado este territorio al mundo de la música?

—Está dando una mezcla de entorno idílico con música, como son los festivales que hemos mencionado. Esto lo están explotando bien y creo que es una buena manera de utilizar la música, el turismo... Me parece bien generar conciertos, me parece bien generar turismo con festivales y con conciertos, porque estoy involucrado en este mundo y hasta cierto punto me interesa.

¿Queda mucha gente por descubrir?

—Sí, claro que hay gente por descubrir. En mi opinión, hoy en día cualquier persona puede, de repente, dar un ‘pepinazo’ y convertirse en alguien muy famoso. Luego, lo difícil, tanto para los músicos que se hacen muy famosos como para los que no lo somos tanto, es la continuidad y mantenerte. Sigo viviendo de la música y sigo trabajando de la música, pero todos conocemos mil casos de gente que está tres años haciendo muchos conciertos y luego acaban haciendo otra cosa. Para mí es más valorable un artista que tenga continuidad que un artista que en un momento dado sea muy conocido.

¿Echa de menos algún festival?

—No, creo que hay una oferta muy buena. Y cada vez se tiende más a llenar sitios y a hacerlo, entre comillas, “comercial”, que también lo entiendo. Y que es como que tiene más éxito traer cosas que llenan mucho y entonces parece que es mejor haber llenado mucho que enseñar una música a lo mejor más minoritaria. En comparación a otras provincias, Huesca está bastante arriba.

¿A quién o a qué le gustaría dedicarle una canción?

—Hace poco hice una para mi mujer y me gustaría, en el futuro, hacer una para mi hija.