Cultura

CHARLA

Carlos Garcés: “La relación entre Huesca y el demonio es mucha y muy intensa”

El historiador puso varios ejemplos que demuestran esta vinculación en la inauguración de una nueva
edición de las Noches Mágicas en el IEA

Nereida Torrijos, Carlos Garcés, Susana Villacampa y Ángel Gari, en la apertura de las Noches Mágicas.
Nereida Torrijos, Carlos Garcés, Susana Villacampa y Ángel Gari, en la apertura de las Noches Mágicas.
S. C. O.

Carlos Garcés ha sorprendido este lunes al público oscense durante su intervención en la apertura de una nueva edición de las Noches Mágicas con una oscura revelación: “La relación entre Huesca y el diablo es mucha y muy intensa”.

El exterior del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) se ha quedado pequeño ante la masiva asistencia de los espectadores, en una inauguración en la que han acompañado al historiador la directora del centro, Susana Villacampa, el impulsor de la iniciativa, Ángel Gari, y su nueva responsable, Nereida Torrijos.

Garcés ha puesto varios ejemplos que demuestran que “la figura del demonio aparece desde lo más antiguo hasta lo más moderno” en varios “monumentos y tradiciones” de la ciudad. 

Aunque no es un lugar “más maldito que otros”, esto constata cómo en el pasado “el demonio y todo lo que gira en torno a él formaban parte de la fe cristiana”, ha afirmado.

Dos de los sitios más “diabólicos” de la capital oscense serían el Claustro de San Pedro el Viejo y la Sala de Doña Petronila del antiguo Palacio Real -actual Museo de Huesca-, donde se pueden ver “representaciones de las tentaciones de Cristo” tal y como “figuran en el Evangelio”, ha señalado.

“En el panteón real de San Pedro también se hacían exorcismos donde están enterrados Ramiro el Monje y Alfonso el Batallador”, ha añadido.

Otros ejemplos que ha ofrecido el conferenciante han sido “la peana sobre la que se levanta el Santo Cristo de los Milagros, donde hay un demonio tumbado; el retablo de la Capilla de los Reyes de la Catedral, donde figuran San Miguel y el diablo; y las pinturas murales de la iglesia de Santo Domingo y San Martín”.

Además, en una de las cántigas de la Virgen de Salas, “un hombre es poseído por cinco demonios”; y el puente situado al lado de las piscinas Almériz, “antes se llamaba el puente del diablo y sólo se podía caminar sobre él a pie, porque era muy estrecho”, ha agregado.

San Lorenzo

El público respaldó el acto.
El público respaldó el acto.
S. C. O.

Durante la charla también se ha abordado la relación entre San Lorenzo y su padre, San Orencio, con el demonio, ya que al progenitor del santo “se le presentaba como un exorcista”, como aparece en el propio retablo de la basílica del patrón en Huesca.

“Una de las escenas del busto de San Lorenzo -el que sale con los danzantes en las fiestas- muestra una tradición curiosa; se exhibe su figura de niño, cuando fue secuestrado por el demonio y San Sixto, papa en ese momento, lo encontró llorando en un descampado. Como estaba debajo de un laurel, lo llama Laurencio, así que, según esta tradición, ese sería el origen de su nombre”, ha contado.

Homenaje a Ángel Gari

Garcés ha reconocido que el máximo experto en la relación de Huesca con el demonio es Ángel Gari, coordinador de las Noches Mágicas durante dos décadas. 

“Este es el primer año que no las dirige y para mí es emocionante haber podido inaugurar el ciclo que él mismo impulsó. Mi charla es un homenaje a su figura”, ha confesado el ponente, quien también ha valorado que Nereida Torrijos está haciendo “un papel estupendo” como sucesora de Gari al frente de la iniciativa.

Tras esta velada tan demoníaca, el ciclo Noches Mágicas continuará este martes (22:00 horas) en el mismo lugar con la charla Mujeres poseídas, enfermas o maliciosas en el Alto Aragón del siglo XVII, que será impartida por Domingo Buesa.