Cultura

CONFERENCIA

Domingo Buesa arroja luz sobre el misterio de las 72 "poseídas" del Valle de Tena

Una historia del siglo XVII ha protagonizado la segunda cita de las Noches Mágicas

Susana Villacampa, Domingo Buesa y Nereida Torrijos, en la conferencia.
Susana Villacampa, Domingo Buesa y Nereida Torrijos, en la conferencia.
S. C. O.

En el siglo XVII, el Valle de Tena registró 72 casos de mujeres que parecían haber sufrido posesiones demoníacas. ¿Estaban sólo enfermas, eran maliciosas y farsantes o en realidad sí fueron poseídas? La respuesta no está clara, pero Domingo Buesa ha intentado arrojar luz sobre este asunto este martes en la segunda velada de las Noches Mágicas, organizadas  en el exterior del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA), que una vez más se llenó de público.

“Desde que al principio de los tiempos, San Miguel Arcángel luchara una batalla contra Satanás, en el mundo compiten los demonios -ángeles caídos- con los ángeles de la guarda, cuya guerra ha generado consecuencias entre los seres humanos, como las posesiones que se produjeron en esta zona entre 1637 y 1642, en las que hubo 72 mujeres implicadas”, ha explicado a este medio el doctor en Historia, que ha estado acompañado en el acto por Susana Villacampa, directora del IEA, y Nereida Torrijos, coordinadora del ciclo.

En esta época, “los hombres del Valle de Tena se iban a trabajar fuera, concretamente, al Valle del Ebro”, por lo que, en invierno, en este lugar del Pirineo “sólo vivían mujeres, niños y ancianos”, ha afirmado.

De repente, muchas de ellas contrajeron una enfermedad “secreta y extraordinaria” que “los médicos no podían atajar”, así que esta epidemia “pasa al campo de lo religioso y son los rectores de la zona los que se hacen cargo”, ha comentado.

Aunque a Buesa no le gusta la palabra “exorcismo”, seguramente fue lo que estos clérigos intentaron hacer a estas mujeres, preguntándose varias cuestiones: “Si eran buenas, ¿por qué se produce este ataque del demonio? ¿es porque tienen poca firmeza en su fe o porque tienen poca formación? ¿por qué Dios decide que los mayores sufrimientos afecten a personas buenas?”, ha citado.

En un momento en el que España estaba preocupada por las invasiones de Francia, la posibilidad de que se desestabilizara la frontera -donde residían las víctimas de esta problemática- y la vivencia de una sociedad en crisis, una “monarquía profundamente católica” veía con miedo estos sucesos y la entrada en el país de “la herejía, el ateísmo o el luteranismo” -ha dicho-, lo que no ayudó a esta situación.

En contra de lo que muchos puedan pensar, según Domingo Buesa las mujeres “poseídas” no se toparon con el machismo propio del cristianismo.

“Los inquisidores toman partido por ellas” y por eso deciden ayudarlas y probar otras fórmulas “ante la imposibilidad de la medicina de resolver este problema”, ha reiterado.

De pronto, la situación de estas altoaragoneses mejoró cuando “bajaron a Zaragoza”, donde “la propia sociedad fue la que solucionó este problema, asumiendo todo aquello”.

Así, Buesa ha confirmado que, después de alejarse un tiempo del Valle de Tena, todas ellas “fueron devueltas en buen estado de salud a su tierra y allí se acabó” una historia de la que nunca se conocerán todos los detalles exactos, pero que ha mantenido intrigados a todos los asistentes a la velada.

El público llenó los asientos disponibles.
El público llenó los asientos disponibles.
S. C. O.

Estela Puyuelo

La escritora y profesora Estela Puyuelo será este miércoles la tercera invitada del ciclo Noches Mágicas, donde impartirá la charla Del mito al rito: milagros, apariciones, espirituados, exorcismos, seres sobrenaturales y otros prodigios en el Alto Aragón: las distintas interpretaciones de la magia. De nuevo, la cita tendrá lugar, a las 22:00 horas, en el espacio exterior del IEA.