Cultura

CONCIERTOS

‘La selva sonora’ regresa a Villanúa con un programa ecléctico, audaz y original

Sophi abre el cartel este sábado en El Vivero con una propuesta cargada de canciones con diamante

Sophi abre el cartel este sábado en El Vivero con una propuesta cargada de canciones con diamante.
Sophi abre el cartel este sábado en El Vivero con una propuesta cargada de canciones con diamante.
S. E.

Villanúa inaugura este sábado una nueva edición de La Selva Sonora, un festival de música que apuesta por artistas locales y emergentes y que en apenas tres años ha logrado un público fiel y un espacio propio dentro de la apretada agenda de propuestas musicales del verano en Aragón, y que este año destaca por una programación ecléctica, en la que conviven diversos estilos siempre en un ambiente íntimo y cercano al público. El bosque de El Vivero, dentro del Ecoparque El Juncaral, volverá a generar una atmósfera mágica y onírica todos los sábados del verano, comenzando este 13 de julio con Sophi, que abrirá el festival con una propuesta cargada de canciones con diamante, esencia y letras llenas de historias vivenciales.

El Vivero es un espacio que el Ayuntamiento ha revalorizado y potenciado en los últimos años con la creación de servicios y ofertas de ocio que complementan a las ya conocidas del arborismo, el futgolf o las canoas. El pasado año se incorporó un nuevo espacio de bar y comidas que amplía los atractivos y servicios de este lugar, caracterizado en verano por su tranquilidad, recogimiento y su clima especial.

Este rincón de Villanúa fue durante décadas un vivero de pino negro gestionado por el antiguo Icona (Instituto de Conservación de la Naturaleza), con el que se repoblaban los montes públicos del término municipal. Hace más de medio siglo, el lugar perdió su función original y fue abandonado, pero los pequeños pinos que ahí quedaron plantados (y que nunca ya sirvieron para repoblar otros montes), crecieron fuertes, rectos y perfectamente alineados, conformando un insólito bosque de connotaciones mágicas.

La tercera edición de La Selva Sonora, que se inaugura este sábado, va a alcanzar este año un nuevo grado con un cartel original en el que destacan los zaragozanos Rosin de Palo, un dúo con solo batería y contrabajo que ya ha actuado en los conciertos de Radio 3 y que defiende un espíritu libre y sin ataduras creativas. Música experimental que contrasta con los sonidos urbanos, a medio camino entre el reggaetón y el hip hop, que defiende la jacetana Claudia Bain; o el tributo al cancionero de Joaquín Sabina de la zaragozana con raíces en Villanúa, Mariví Esteban. En el ámbito de las versiones sobresale el oscense Ángel Val, con un repertorio repleto de éxitos españoles de los 80 y 90 que ha llevado por decenas de locales de todo Aragón.

También estará la banda bilbaína de rock de garage, My Bastad Friend, y Rock & Zen. Cerrará el ciclo Catta Selectah, que ya ha actuado en El Vivero con una amplia selección de vinilos de reggae, roots, soul, dub y sttepas.