Deportes

CARRERAS POR MONTAÑA - PEÑA GUARA

Fantástico cierre de año en el Tozal de Guara

Las salidas promocionales de Peña Guara disfrutaron de un día primaveral en el ascenso hasta la cima

Fantástico cierre de año en el Tozal de Guara
Fantástico cierre de año en el Tozal de Guara

HUESCA.- Peña Guara es uno de los clubes con más solera, antigüedad y prestigio dentro del panorama nacional, con más de 4.500 socios y más de 1.500 licencias federativas. Secciones importantes y muy activas dedicadas a todos los deportes de montaña. Alpinismo, escalada, btt, barrancos, senderismo, esquí de montaña, alpino o fondo, orientación. Como no podía ser de otra forma, también tiene una sección de carreras por montaña bastante numerosa y activa.

Organizadores también de carreras tan prestigiosas como el Gran Trail Aneto Posets o la Integral y Tozal de Guara.

La sección de carreras por montaña decidió el ya pasado año hacer salidas promocionales mensuales, con el propósito de acoger a nuevos amantes de este deporte y ofrecer unas salidas interesantes tanto por las sierras próximas a Huesca como alguna otra por el cercano Pirineo.

Así, durante el año se han realizado diferentes rutas por zonas tan atractivas como Arguis, Salto Roldán, la Sierra de Gabardiella, el Barranco de Mascún, una bellísima Vuelta al Midi d"Ossau, Valle de Tena o la Sierra de Loarre. Para cerrar el año nada más acertado y sugestivo que visitar el pico que da nombre al club, nuestro queridísimo Tozal de Guara, con sus 2.077 metros de altitud.

Fantástico y primaveral el final de año 2018. Niebla en la Hoya y sol en la montaña, para un día en que la manga corta no se nos hizo extraña y casi 40 corredores los que se animaron a cerrar el año con este ascenso tan típico para los oscenses. Lástima la baja participación femenina, puesto que solamente fueron cuatro las chicas que se animaron a finalizar el año en lo alto del Tozal.

Ascenso desde el parking de la Tejeria, para pasar por los restos de la ermita románica, del s. XII, de Fabana y seguir por las Gargantas de Calcón, en este caso con muy poquita agua. Después de unos fuertes repechos llegamos al descansillo del Raso de los Hongos, para acometer el último esfuerzo que nos dejará en la cima tras haber superado la parte superior de la Pedrera. Un ascenso de poco más de 10 kilómetros y cerca de los 1.400 metros de desnivel positivo.

Vino y cava en la cima, con unas vistas espectaculares hacia el Norte con un Pirineo muy falto de nieve y hacia el Sur con ese mar de nubes que cubría toda la Hoya de Huesca y con la grata compañía de otros compañeros de Peña Guara que habían ascendido con anterioridad para realizar el tradicional cambio de libro de la cima. Allí estaba Antonio, encargado año a año de esta bonita labor, calentando una buena fabada asturiana con la compañía de Luis Español y José Fabana.

Tras un buen rato en cima, tocaba disfrutar del descenso, realizado por la larga pedrera de la Canal del Abadejo donde algunos comprobamos en nuestras nalgas la dureza de las piedras del lugar. Descenso algo más incómodo y vestido, hasta llegar al enlace con la ruta de ascenso y finalizar los últimos kilómetros de nuevo por la ermita de Fabana. Finalmente unos 7 kilómetros de descenso nos devolvieron al parking.

Tras el esfuerzo llegaba la recompensa y de esta manera nos dirigimos al local social de la localidad de Labata, donde nos estaban esperando unos espléndidos garbanzos con bogavante regados con un buen vermut de Reus, vino de Valdepeñas y unos bizcochos deliciosos rematados por esos azucarillos vascos ahogados en alcohol de 96 octanos que terminaron de rematarnos.

Con esta salida se despidió un sensacional 2018 lleno de montañas, kilómetros y desniveles que tendrán continuidad en el año recién estrenado.

Etiquetas