Deportes

ESQUÍ DE MONTAÑA

De Astún al Portalet subiendo al Monjes y al Peyreget

Clásica travesía en una nueva salida promocional de Peña Guara

De Astún al Portalet subiendo al Monjes y al Peyreget
De Astún al Portalet subiendo al Monjes y al Peyreget
P.G.

HUESCA.- El recorrido con esquís desde el circo de Astún al Portalet, descendiendo al valle de Bious, es un clásico que se programa por Peña Guara cada cierto tiempo en las travesías de una jornada de esquí de montaña. En esta ocasión fue al revés que en el mismo mes de febrero de 2017, así se podría comparar cuánto se esquía en cada sentido y se cambiaba el punto de vista del paisaje, recorriendo la cuenca de Rébec desde el collado de Benou al pie del Monjes y la larga travesía al pie del pico Paradís hasta la cabaña de la Glére, disfrutando igualmente que entonces del entorno montañoso aislado y silencioso de este alto valle salpicado de cumbres rocosas que le dan un especial carácter al otro lado del cordal fronterizo del pico de Astún.

El tiempo sigue primaveral en febrero, con un anticiclón tan potente que no deja pasar las borrascas atlánticas, que no pueden romper con la enorme masa de aire estable que se ha instalado desde hace varias semanas, dando altas temperaturas del llano a la montaña, con un gran contraste térmico entre el día y la noche, con fuertes deshielos y rehielos que afortunadamente permiten que persista espesor de nieve en las alturas.

Salimos de Astún un numeroso grupo de 30 participantes, por las laderas que se dirigen hacia el ibón de Escalar, donde las cuchillas en los esquís facilitan el ascenso por la nieve endurecida del rehielo nocturno, que no tardaría en transformar mientras se salva el escalón del barranco del Escalar hacia el ibón por el que nos deslizamos dejando a un lado la ladera tan "esquiable" del pico Belonseiche. Reagrupados en el llano del ibón, vamos ascendiendo en dirección al pico Monjes, dejando el collado del mismo nombre enfrente, sin pensar en que por ahí ya se podría descender en una ruta más corta que llevábamos marcada por los collados, dejando el Monjes y el Peyreget para los que quisieran sumar más desnivel y esfuerzo al recorrido.

La decisión de los que van delante y que el grupo está bien de fuerzas en el primer ascenso lleva con facilidad hasta la misma base del pico Monjes en el collado Benou, al que se accede finalmente por una corta travesía en la vertiente Norte, por donde descenderemos, lo que sirve para comprobar el estado de la nieve que ya está transformándose, mientras se alcanza el bonito collado a 2.191 m. al pie de la pirámide cimera del pico. La mayoría deja los esquís clavados en el estrecho paso, calzando crampones y en poco tiempo se asciende por terreno mixto de roca y nieve a la cima del Monjes de 2.349m., que se eleva en forma de triángulo rocoso.

Al comenzar a descender volvemos a comprobar lo gran fotogénica que es esta arista con el pequeño grupo de esquiadores que se reagrupan en el collado.

La pendiente inicial de descenso desde el collado Benou es fuerte, pero hemos podido comprobar que la nieve está transformada y no hay ninguna duda de que se puede disfrutar del descenso, primero a la cuenca superior del Quartier de Rébec para continuar en larga travesía por la margen izquierda del barranco bajo las paredes rocosas del pico Paradis, para terminar confluyendo junto al arroyo en la cabaña de la Glére, a 1.720 m. de altitud, donde nos reagrupamos para hacer una transición para el ascenso hacia el siguiente objetivo, el collado L"Iou. El trayecto se intuye entre el bosque de pino negro bajo las rocosas paredes de la Pene de Peyreget. Nos lo tomamos con cierta calma ya que supone casi 500 metros de desnivel con el calor que está haciendo a esta hora del mediodía, suavizado al paso bajo los frondosos árboles que desaparecen a la altitud de la cuenca superior desde la que se alcanza por fin el collado de L"Iou, en el camino de nuestra travesía hacia el Portalet. Un respiro en el collado a 2.194 metros con la vista el circo de Aneou, y al pie del pico Peyreget y con el imponente Midi d"Ossau que siempre marca el paisaje de este lugar. La mayoría que va a subir a la cumbre del Peyreget no tarda en prepararse para afrontar la pala que parte del collado de fuerte inclinación y que se suele subir con crampones a pie más que con esquís, y que en esta ocasión con nieve muy transformada permite ascender con esquís con unas obligadas "zetas" y bastante esfuerzo. Algunos descalzan los esquís en uno de los escalones anteriores a la cima, otros apuran hasta la cresta rocosa de la misma cumbre del Peyreget. Foto de cumbre y corto descanso bien merecido al sumar cerca de 300 metros más al recorrido culminando este bonito pico.

El descenso es rapidísimo bajando por la pala Sur que está practicable, recorriendo las laderas del circo de Aneou hasta desembocar en las cabañas del centro pastoral, donde se hace una última transición para terminar ascendiendo unos cien metros de desnivel que separan del fin de etapa en el puerto del Portalet donde nos espera el autobús, que ha permitido de esta forma realizar el itinerario en forma de travesía desde el circo de Astún. El recorrido completo, subiendo a las cumbres del Pico Monjes y del Peyreget, ha sumado un desnivel total de 1.488 metros con unos 15 km. de recorrido, y pasando al pie de las cumbres por los collados de Benou y de L"Iou, ha sumado unos 1.113 metros, según los datos grabados por los Gps, a los que se pueden añadir los desniveles en el caso de algunos que ascendieron a uno de los picos, resultando para todos con más o menos desnivel acumulado en las piernas una jornada de esquí de montaña magnífica.

Etiquetas