Deportes

CICLISMO - QUEBRANTAHUESOS

Los voluntarios preparan a todo ritmo las 11.500 bolsas para la Quebrantahuesos y Treparriscos

Más de cien personas trabajaron este sábado para poder cumplir con los participantes a partir del viernes

Los voluntarios preparan a todo ritmo las 11.500 bolsas para la Quebrantahuesos y Treparriscos
Los voluntarios preparan a todo ritmo las 11.500 bolsas para la Quebrantahuesos y Treparriscos
M.P.

SABIÑANIGO.- La nave del Club Ciclista Edelweiss estaba ayer por la tarde en plena ebullición. Más de cien voluntarios perfectamente organizados se dedicaron a preparar las 11.500 bolsas que se entregaran a los cicloturistas de la Quebrantahuesos y Treparriscos el próximo viernes. El trabajo se prolongó desde las 15:30 a pasadas las 20.

Juan Antonio Martín de la Junta directiva del Club, explica que este año, como novedad, las bolsas a los cicloturistas se empezaran a repartir a las doce del mediodía el próximo viernes. La quebrantahuesos y la Treparriscos se celebran el sábado día 22. "Hasta ahora se empezaba el reparto a las cuatro de la tarde el viernes anterior pero teníamos mucha aglomeración de gente y con el fin de agilizar el reparto y hacerlo de manera más escalonada, este año comenzaremos a las doce del mediodía momento en el que también se abre la zona expositiva de la Quebrantahuesos".

En cuatro líneas de llenado, los voluntarios de manera casi automática van poniendo uno a uno todo el material en bolsas que se van recogiendo en grandes contenedores que se van apilando y que aguardaran hasta que a mediados de semana se lleven a la carpa que se montara en la zona expositiva de la Quebrantahuesos, en el parquin del espacio Pirenarium, para entregarlas a los cicloturistas. Cada bolsa lleva folletos de información turística y de otras pruebas cicloturistas, galletas, geles, pasta dentífrica, etc.

La mayoría de los voluntarios que el sábado estuvieron preparando las bolsas, repiten año a año y conocen perfectamente la mecánica pero siempre hay personas que acuden por primera vez. A media tarde hacen un parón para tomar un dulce y un refresco y al terminar, "hacemos una merienda cena".

Carmen Ruiz lleva 22 años como voluntaria de la Quebrantahuesos y de estos, 9 años como encargada "de un grupo grande de los que venimos a preparar las bolsas y el día de la marcha estoy en el avituallamiento de meta. Todo va muy bien, la gente ya sabe lo que tiene que hacer. Estoy muy contenta de formar parte de los voluntarios de la Quebrantahuesos, y doy todo lo que puedo".

Durante esta semana un grupo de voluntarios más reducido han estado preparando los sobres con la documentación para cada ciclista, desde el maillot y el chip, por ejemplo, hasta el dorsal, el perfil de la prueba, una correa con el teléfono de emergencias que se coloca en la muñeca y con la que el ciclista puede consumir en los avituallamientos, y un ticket para la comida. "En la organización de los sobres participan menos voluntarios, es un trabajo menos automatizado, por ejemplo, cada cicloturista ha pedido su talla de maillot, y hay que darle la que ha pedido, los sobres hay que prepararlos más controlados", concluía Martín.

Etiquetas