Deportes

AUTOMOVILISMO

Un oscense, en la Fórmula 1 estudiantil

José Javier Buisán ha participado en las pruebas de la Fórmula Student en Hockenheim

Un oscense, en la Fórmula 1 estudiantil
Un oscense, en la Fórmula 1 estudiantil
S.E.

HUESCA.- El oscense José Javier Buisán acaba de volver de las instalaciones del circuito de Hockenheim, en Alemania, donde ha participado, junto al equipo de la Universidad Polítécnica de Madrid (UPM), en una de las pruebas más importantes de la Fórmula Student. Es una competición entre universidades de todo el mundo. Los alumnos desarrollan un prototipo de competición desde cero y luego compiten contra estudiantes de todo el mundo en pruebas que incluyen diversas facetas.

Como explicaba Buisán, estudiante de último curso de Ingeniería Aeroespacial en la UPM, es una competición internacional y la de Alemania es una de las citas que se celebran a lo largo del año, pero de las más importantes. "Cada universidad presenta un equipo formado enteramente por estudiantes, y fabrica desde cero un prototipo. La competición de Alemania es la más prestigiosa y de nivel". En Alemania hubo equipos del país anfitrión, Italia, países nórdicos, India, Estados Unidos o Canadá, y de España varios más además de la UPM procedentes de Valencia, Sevilla o Barcelona.

Para esta edición la UPM presentó un vehículo, denominado UPM 03E, y además en las que Buisán ha tenido bastante que decir. En esta competición hay categoría eléctricos y combustión, y el equipo madrileño por primera vez apostaba por el totalmente eléctrico. Y la otra gran novedad ha sido el chasis, un monocasco que era una pequeña revolución en el proyecto.

Buisán reconocía tras el final de la competición que el resultado no había sido el mejor, pero que el proyecto aun tiene margen. "Ha sido una competición dura y quizá éramos un equipo con poca experiencia. Hemos sido los 23 de 39 equipos, y para ser primer año no podemos tirar campanas al vuelo. Es una buena base para mejorar el año próximo".

UNA EXIGENTE COMPETICIÓN NO SOLO DE CARRERAS

La competición en Alemania constaba de dos partes, con pruebas estáticas y dinámicas. Las estáticas recogían dos presentaciones del proyecto, desde el punto de vista financiero y desde el de diseño y ejecución, y un plan de negocio para dar viabilidad a este prototipo. Encuanto a las pruebas dinámicas, en las que el monoplaza era pilotado también por estudiantes, y que puntuaban dos tercios, estaba una prueba de aceleracion en recta, un circuito en forma de ocho al que se daban varias vueltas, un autocross, que es algo así como la clasificación en Fórmula 1 buscando vuelta rápida, y una endurance, una carrera de resistencia. "En la prueba de aceleración, sobre 75 metros, tardaba tres segundos. Son coches que podrían competir".

Acerca de su papel en el equipo, como decimos ha tenido bastante protagonismo en las novedades. "Estaba como ingeniero en el chasis, y el monocasco nos ha dado mucho trabajo. En colaboración con el Ministerio de Defensa, en sus instalaciones, hemos podido hacer mucho del trabajo, y ha sido de gran ayuda porque era un proceso largo, con los materiales, el laminado, el lijado... Después de eso también colaboré en la fabricación de varias cajas que iban a ir dentro del prototipo, para contener las baterías, y eché una mano en la preparación de la presentación financiera".

El año que viene seguirá en el proyecto, aunque en otros aspectos, junto a más ingenieros aerospaciales e industriales, principalmente.

Para esta competición el trabajo ha sido largo. "Yo entré hace un año y llevaban ya seis meses, así que desde el diseño a la fabricación ha sido año y medio y unas cincuenta personas trabajando. El año que viene queremos dar un gran salto, con más gente y presupuesto, y el objetivo sería llegar al Top 15 o incluso al Top 10".

La semana que viene tienen otra competición y será en casa, en el circuito de Montmeló, a la que irán casi sin tiempo de mejoras pero esperando poder dar algún pasito.

SAN LORENZO, EN LA DISTANCIA

Y esta competición le ha dejado sin fiestas de San Lorenzo. "Desde hacía meses sabía que iba a coincidir. Me hubiera gustado estar, pero estar en Hockenheim era una oportunidad única y estoy muy contento de haber podido participar. He seguido la fiesta a través de las redes sociales y por ahora he visto que va todo muy bien".

Etiquetas