Deportes

CICLISMO - CALENDARIO CICLISTA

Una luz, aunque algo tenue, al final del negro túnel

El esbozo de calendario ciclista esta temporada anima y motiva a los altoaragoneses, pero todavía quedan muchas incertidumbres en el horizonte

Una luz, aunque algo tenue, al final del negro túnel
Una luz, aunque algo tenue, al final del negro túnel
S.E.

HUESCA.- Tras el anuncio esta semana de la nueva fecha fijada para el Tour de Francia, entre finales de agosto y septiembre, para el Mundial y para los diferentes campeonatos nacionales, al menos la temporada ciclista va tomando forma. De manera menos concreta quedan fijados tanto el Giro de Italia, para octubre, como la Vuelta a España, justo después y por tanto en gran parte durante noviembre.

A partir de ahí, todavía no se conocen fechas concretas, algo que en principio se sabrá a mediados de mayo, y si los recorridos y etapas ya fijados, entre ellas dos con recorrido por la provincia de Huesca en el caso de la Vuelta a España, se mantienen tal cual.

Por tanto, a día de hoy hay mucha incertidumbre sobre cómo será esa temporada ciclista, pero en el caso de los profesionales altoaragoneses del World Tour, que pueden disputar cualquiera de las tres grandes, empieza a despejarse el horizonte.

El serrablés de Movistar, Jorge Arcas, hablaba de "ver algo de luz al final del túnel". "De momento no sabemos fechas, solo del Tour, pero al menos tienes un horizonte y una luz al final del túnel. Eso sí, en el caso por ejemplo de la Vuelta a España el mes de noviembre está muy lejos, y eso implica que ahora mismo no sabemos cómo debemos entrenar, con qué intensidad, para llegar bien en ese momento".

Su principal objetivo en esta de momento minitemporada de cuatro meses es repetir presencia en la Vuelta a España, una carrera que desde luego no será igual en las fechas en las que se planea. "Lo primero es que firmo que se pueda hacer en noviembre. A partir de ahí será raro en esas fechas, y habrá que ver cómo estan por ejemplo puertos como Tourmalet o Aubisque en esas fechas. Creo que todavía debemos esperar pero es importante que se vayan planificando etapas. En cuanto a la climatología, noviembre estásiendo un mes de buen tiempo ultimamente, pero nunca se sabe. La carrera este año va mucho por el norte del país y puede tener complicaciones por eso".

En todo caso, prudencia y calma. "El Tour es lo más importante y está claro que debe tener la mejor fecha y salir beneficiado. A partir de ahí veremos el resto, pero sabiendo que queda mucho". Y añade, "me gustaría hacer la Vuelta, pero veremos. Ahora hay que entrenar a gusto, sin agobios, y con esa nueva motivación de poder volver a competir". Además, señalaba que se ha iniciado en las plataformas de ciclismo virtual como zwift. "Me han enseñado entre Samitier y Castrillo y al menos el rodillo ahora no es tan aburrido. Se pasa el día mejor porque te da muchas opciones e incluso el equipo ya ha preparado carreras y salidas conjuntas".

LA VUELTA EN NOVIEMBRE, ALGO MÁS QUE FACTIBLE

En el caso del oscense Fernando Barceló, del equipo francés, Cofidis, lo mejor es tener ahora mismo una meta, aunque sea voluble. "Tener un calendario, aunque sea un poco provisional, ya que se mantendrá así si todo evoluciona bien, y ahora no lo podemos controlar, motiva porque eso es un objetivo. Yo me muevo por metas y objetivos en la temporada y tenerlos ahora mismo es positivo".

Acerca de esa Vuelta a España en noviembre, sobre todo valora el que se pueda disputar. "El frío no lo veo como un impedimento, en noviembre puede hacer más frío, está claro, pero el último noviembre, por ejemplo fue buenísimo en España y yo la mayoría de los días entrené de corto. Hay más posibilidades de mal tiempo, pero es mejor que haya vuelta a que no la haya, en noviembre o en diciembre o cuando sea".

Y sí que tiene claro que la Vuelta, como ocurría antes del confinamiento, es su gran objetivo. "Antes lo era, y confío en que siga siéndolo cuando esto acabe y se pueda hacer. No hemos hablado en concreto con el equipo pero mi idea es la misma".

"OJALÁ SEA COMO SE ESTÁ PLANTEANDO"

Y Sergio Samitier también aludía a esa incertidumbre. "Ahora mismo creo que por no suspender las grandes citas fijan unas fechas, pero ya veremos. ¿Cuando volveremos a correr? Pues ojalá sea como se dice y tengamos temporada de finales de agosto a noviembre, pero ya veremos. Con que se pueda hacer el Tour pienso que ya salvaremos la temporada".

Por tanto, no es muy optimista a día de hoy. "Ahora mismo veo difícil la Vuelta en noviembre. Ojalá, pero ahora mismo deberían ir planificando planes B y recorridos alternativos. Como digo, si se puede hacer el Tour, y a puerta cerrada pienso, el ciclismo al menos habrá salvado el curso".

Y en el plano personal, el deseo de poder competir. "Ojalá pueda participar en alguna carrera, el Giro o la Vuelta, pero ahora mismo es todo remoto y tampoco quiero hacerme expectativas".

Y con su equipo sí que transmitía más certezas. "El equipo está bien porque Movistar ahora mismo no tiene los problemas de otras empresas por la crisis. Pero está claro que si no hay carreras todos nos preguntamos qué va a pasar. Ahora yo trato de tener calma, entrenar más por mantenerme. Si las fechas se van concretando como digo veremos si toca descansar incluso o subir intensidad. Ahora se trata de entrenar por mantener hábitos y rutinas, por la costumbre, también por llenar estos días tan largos, que por pensar en competir".

Etiquetas