Deportes

JUDO - CLUB JUDO HUESCA

Álvaro Antoñanzas: "Somos un club nuevo y esta situación ha sido un palo"

El Judo Huesca trata de sobrellevar el confinamiento y las restricciones sin dejar de entrenar y con la ayuda de algunos de los mejores judocas nacionales

Álvaro Antoñanzas: "Somos un club nuevo y esta situación ha sido un palo"
Álvaro Antoñanzas: "Somos un club nuevo y esta situación ha sido un palo"
S.E.

HUESCA.- El Club Judo Huesca es seguramente el más joven de esta provincia en esta disciplina deportiva, con apenas dos años de vida y unas instalaciones estrenadas hace pocos meses, y la pandemia y el consiguiente confinamiento le ha pillado, como a todos, con el pie cambiado. Con todo, el club trata de seguir adelante en todos los ámbitos y esperando empezar a ver la luz al final del túnel.

Álvaro Antoñanzas, uno de los responsables del joven club, señalaba que el llevar poco tiempo en funcionamiento les ha afectado. "Somos un club nuevo, y aunque las bases son buenas, llevamos poco, acabamos de abrir, y esto es un palo".

En lo deportivo, además, también se han truncado sus aspiraciones. "Teníamos tres niños de categoría infantil en las primeras posiciones del ranking nacional y aspirábamos incluso a ganar en el Campeonato de España". En concreto, Irene Aznárez era por ahora segunda del ranking nacional en su peso, Candela Pérez, primera y con holgura, y Eduardo Miranda es el actual Campeón de España en su peso y aspiraba a reeditar éxito. "Estaban en un momento extraordinario y desde luego que nos ha supuesto mucho el no poder competir, y más a ellos tres".

Eso sí, no se ha perdido el contacto y el ánimo. "Desde el primer día mantenemos el contacto, entrenamos, y ahora parece que ya se ve un poco de luz".

LA ECONOMÍA, CON INCERTIDUMBRE

En el aspecto económico, un futuro con incertidumbre y un presente que van solventando. "El local lo tenemos alquilado, pero el propietario es parte del club y mientras dure todo esto nos ha liberado, de lo cual estamos muy agradecidos y supone una gran generosidad por su parte. Pero hay gastos fijos y luego estamos los empleados. Somos cuatro y hemos ido todos a Erte, de hecho nos lo acaban de aprobar. A partir de ahí tenemos miedo de cuánto va a durar esto. Ahora con la desescalada puede que podamos retomar en un mes más o menos parte de la actividad, pero eso no supondría trabajo para todos, y ahí empiezan las dudas de si levantar el Erte o no y qué hacer. Además, nuestra mayor preocupación es en octubre, cuando en teoría comienza un nuevo curso escolar y las actividades extraescolares. Para nosotros es un aspecto fundamental y vamos a ver si todo vuelve a la normalidad, y luego si los padres van a estar dispuestos a que sus hijos hagan judo".

TRABAJO CON OLÍMPICOS Y CAMPEONES DEL MUNDO

De momento, el día a día, sobre todo con los jóvenes judocas, es muy positivo. "Estamos muy contentos con los niños de más edad. No están pudiendo trabajar en el tatami, pero sí creo que les estamos enriqueciendo de otra manera y siguen motivados. Trabajamos todos los días y todo lo que les das lo aprovechan. Nos preocupan más como digo los pequeños en el nuevo curso".

Además, Judo Huesca está ofreciendo a sus usuarios una formación del más alto nivel. Daniel Pions, uno de los entrenadores, es técnico del Equipo Nacional, y eso les permite contar con judocas de primer nivel internacional. "De lunes a sábado tenemos hora y media de clase online. En la mayoría participa Fran Garrigós, quinto del ranking mundial, olímpico en Río y también lo será en Tokio. Y también contamos con Niko Sherazadishvili (español de origen georgiano y campeón del mundo). Gracias a Daniel de las seis clases semanales dos o tres son con gente de primer nivel. Los niños están encantados con eso, y además también les mandamos ya de manera voluntaria otros trabajos y ejercicios para que puedan hacer en casa".

Etiquetas