Deportes

CICLISMO - JAIME CASTRILLO

Ansiado encuentro con el equipo

El Kern Pharma de Castrillo se concentró en Navarra

Ansiado encuentro con el equipo
Ansiado encuentro con el equipo
K.P.

HUESCA.- El equipo ciclista Kern Pharma ha estado concentrado durante una semana hasta este martes en Navarra para realizar una serie de entrenamientos y puesta a punto, y sobre todo, hacer equipo tras tantas semanas de confinamiento y luego de entrenamientos en solitario.

El equipo pidió permiso a las autoridades sanitarias, en este caso al Gobierno de Navarra, y tras lograrlo, todos los ciclistas residentes en España (todos menos dos) y el staff técnico se realizó el preceptivo test de la COVID-19, que en todos los casos dio negativo. Con todo el equipo sano y pudiendo desplazarse, el pasado 10 de junio se reunieron en el Hotel Andía de la localidad navarra de Orkoien para cumplimentar una primera parte de la concentración, y los últimos días se desplazaron a Isaba, en pleno Pirineo, para seguir trabajando ya con la alta montaña a mano.

En esta concentración participó el jaqués Jaime Castrillo, que destacaba sobre todo la ayuda que ha supuesto en el plano psicológico el volver a reunirse todo el equipo. "Hemos aprovechado para entrenar muy bien al estar todos juntos, y seguro que todos hemos mejorado, pero igual de importante que eso o más ha sido el volver a reunirnos todos, había muchas ganas de vernos, de recuperar cierta rutina y de trabajar todos juntos".

Castrillo reconocía que, tras más de un mes pudiendo ya entrenar en carretera, todos llegaban bastante bien de forma. "Todos llegábamos bien y se han podido hacer buenos entrenamientos. Han sido días intensos, todo por Navarra. El primer día hicimos un test de campo, para conocer un poco el umbral de cada uno, el momento en el que estaba, y a partir de ahí todos los días hemos hecho cinco o incluso seis horas de entrenamiento menos el sábado, que fue un poco más suave".

Debido a las restricciones, los ciclistas y técnicos se dividieron en dos grupos para realizar las actividades, desde el entrenamiento a las comidas y los ratos de descanso, y solo en casos concretos, como algunas charlas, se reunieron, pero siempre con las medidas de distancia requeridas.

Además del trabajo físico, tuvieron charlas con la preparadora del equipo, que les dio diferentes consejos para estos días, en los que en cierto modo el equipo sigue de pretemporada, y por si realizan algunos entrenamientos en altura.

Y tras este impulso físico y también anímico, de cara al mes de julio la actividad se intensifica. En primer lugar, varios corredores se van a reunir en los primeros días del mes en Andorra para entrenar en altura, aunque no será una concentración propiamente dicha del equipo, la mayoría, entre ellos seguramente Castrillo, irán para seguir afinando la preparación.

Y tras esta segunda concentración, si no cambia nada el reinicio de la temporada llegará a finales del mes de julio con dos pruebas, la Vuelta a Burgos y una vuelta en Portugal. Sobre esto, el jaqués confirmaba que el calendario es ese, pero de momento no saben qué hará cada uno. "A finales de julio tenemos dos pruebas en el horizonte, pero queda mes y medio y todavía no sabemos quién hará cada una. Lo bueno es ir teniendo objetivos en el horizonte, y ya veremos luego dónde competimos, pero lo mejor de todo esto es que vamos volviendo a la normalidad y podemos entrenar bien y con los compañeros".

Etiquetas