Deportes

CICLISMO - INFANTIL

Una intensa jornada de pedales con Samitier

Los jóvenes ciclistas del Vive Inmobiliaria CC Oscense compartieron ruta por la Ribagorza con el barbastrense

Una intensa jornada de pedales con Samitier
Una intensa jornada de pedales con Samitier
C.C.

GRAUS.- Los infantiles de la Escuela ciclista Vive Inmobiliaria del Club Ciclista Oscense tuvieron la oportunidad de rodar al lado del barbastrense Sergio Samitier, uno de los mejores ciclistas profesionales con que cuenta Aragón y miembro del prestigioso equipo Movistar Team. La jornada, desarrollada el pasado martes en tierras ribagorzanas, contó con la participación de los jóvenes ciclistas del equipo infantil del CC Oscense Pablo Martínez, de Zaragoza; Gabriel Mur, de Eriste; Alberto Bercero, de Alcalá de Guerra; y Luca Riverola, de Graus.

La jornada arrancó en Graus en dirección hacia el pueblo de Laguarres, terreno llano siempre picando hacia arriba, relataron desde el propio grupo. Una vez en Laguarres empezó la ascensión del puerto del mismo nombre, un alto de 8 kilómetros con pendiente media de entre el 7 y 8 por ciento, con algún tramo por encima de 11 por ciento.

Desde las familias, destacaron el esfuerzo del grupo. "Los chicos lo dieron todo en esta ascensión motivados por la compañía de Sergio", explicaron. Una vez coronado el puerto, realizaron el bonito descenso hacia Benabarre en dirección Graus pasando por el interior del pueblo de Torres del Obispo para encarar el final de la salida llegando a Graus.

La jornada estuvo marcada por el calor, si bien los chicos pudieron refrescarse en las piscinas de Graus y, más tarde, en el río Isábena, en Capella, donde ciclistas y familias despidieron el día con una comida al aire libre. "Allí se despidieron también de su ídolo y le agradecieron dedicar una mañana de su tiempo a entrenar con ellos", contaron los familiares con agradecimiento.

Gratitud que hicieron extensiva también a Pirineo en Ruta, con la furgoneta de apoyo, a Cris Casal, fotógrafo deportivo que inmortalizó el evento, y a Roberto Riverola, por la organización de toda la logística y la comida en el merendero de Capella al lado de su imponente puente románico, un marco ideal para cerrar una fantástica jornada ciclista.

Etiquetas