Deportes

GIMNASIA RÍTMICA

La España de Inés Bergua, en el inicio de un ciclo

La seleccionadora Alejandra Quereda pide "trabajo duro" para tener un equipo competitivo y ve difícil estar en Tokio

La España de Inés Bergua, en el inicio de un ciclo
La España de Inés Bergua, en el inicio de un ciclo
S.E

VALENCIA.- El equipo absoluto de gimnasia rítmica de España, en el que se ha integrado recientemente la oscense Inés Bergua, debe "trabajar duro para volver a tener un conjunto de gimnastas competitivo a nivel de selección" tras el cierre de ciclo de las gimnastas que se colgaron la plata olímpica en Río 2016, según explicó la seleccionadora nacional de individual y de conjuntos de rítmica, Alejandra Quereda.

Sobre la presencia de la gimnasia rítmica española en Tokio 2021, Quereda explicó que "hay que ser conscientes de la realidad que tenemos. No lo damos por perdido, pero sí es muy complicado. Vamos a luchar hasta el último momento, pero con los pies en la tierra, y sabiendo que los objetivos importantes están marcados para medio y largo plazo".

"Cuando un equipo consolidado que lleva tantos años trabajando se retira, es complicado volver a formar otro grupo compacto y que logre mantenerse en los primeros puestos a nivel internacional", añadió la seleccionadora en una entrevista con el Proyecto FER con motivo del aniversario de la plata olímpica.

Quereda también señaló que el cambio de código posterior a los Juegos de Río también ha perjudicado, puesto que es un código muy exigente que requiere gimnastas muy habilidosas con el aparato.

La exgimnasta Elena López manifestó que todos los cambios de un conjunto necesitan una adaptación a largo plazo, pero indicó que "no tengo ninguna duda de que volveremos a disfrutar de los éxitos".

López indicó que con el cambio de seleccionadora se parte de cero y se va a necesitar un tiempo de adaptación y añadió que "siendo realistas, parece complicado que la rítmica española pueda estar en Tokio 2021".

Ambas gimnastas formaron parte del equipo olímpico español que ganó la plata en los JJOO de Río 2016 y ninguna se ha alejado de la rítmica.

"Parece mentira que hayan pasado cuatro años, lo recuerdo como si fuera ayer. Cada vez que veo vídeos o fotos de aquella tarde se me ponen los pelos de punta. Fue un día muy bonito que siempre recordaré con mucha emoción", recordó Quereda.

"Aún me cuesta creer que soy medallista olímpica. Pero ahora soy más consciente de todo lo que sacrificamos por lograr aquello", dijo López.

Etiquetas