Deportes

CARRERAS POR MONTAÑA - CANFRANC-CANFRANC

La Canfranc-Canfranc, con nivel de Copa del Mundo

La cita, que reúne a 800 participantes entre sus cuatro modalidades, arranca de madrugada con la salida de los participantes en la durísima Ultra 100K

La Canfranc-Canfranc, con nivel de Copa del Mundo
La Canfranc-Canfranc, con nivel de Copa del Mundo
R.G.

CANFRANC.- La carrera por montaña Canfranc-Canfranc, programada este fin de semana, se presenta con más de 800 participantes y un buen número de favoritos, que tendrán que respetar las medidas de prevención del Covid-19, que obligó a cancelar la Copa del Mundo, un sueño que consolidaba la prueba a nivel internacional y a la que volverá a presentar candidatura en 2021.

Este año, todas las carreras tendrán una salida escalonada. El espectáculo comenzará este viernes de 23 a 24 horas en frente del puente de la estación con los inscritos en la 6ª Ultra de 100 kilómetros. De 5 a 6 de la madrugada será el turno de la 5ª edición de 75 km. Entre las 7 y las 9, saldrán los corredores del 14º maratón. Y el domingo de 8 a 9:15 horas saldrán los de la 9º carrera de 16 km. Estas tres últimas carreras arrancarán en la zona de Silos.

"Las condiciones este año son muy especiales, pero tanto el ayuntamiento como la organización (el Club de Montaña Los Arañones) hemos decidido seguir adelante", dijo el alcalde, Fernando Sánchez, que mostró su voluntad de "optar a la Copa del Mundo de 2021, si la hay". No obstante, esta cita ya "es un evento de referencia a nivel nacional". De hecho, "ha habido 200 corredores que no han querido participar y a los que se les guarda el dorsal para el año que viene", de modo que "teníamos los 1.000 dorsales y este año hubiéramos completado".

El Consistorio agradece "el empeño" del director de la carrera y presidente del Club Los Arañones, Álex Varela, "por adaptar la carrera a la situación actual", teniendo que conseguir permisos por parte de Medio Ambiente, Sanidad y Deporte. También destacan el apoyo logístico del Ejército y el trabajo de los más de 200 voluntarios, que "son pieza fundamental".

Sobre las medidas del Covid-19, Fernando Sánchez explicó que "las salidas estarán más espaciadas, se tomará la temperatura (con material del Laboratorio Subterráneo de Canfranc), los avituallamientos serán individuales y estarán cerrados, y se pide a la gente que no se acumule en meta, ya que tienen 150 kilómetros de monte para ver la carrera", cuya meteorología "es especialmente buena".

"Estamos contentos de poder hacer este evento y pedimos responsabilidad a los corredores y a la gente. Esperemos que el fin de semana vaya bien. Hay una participación con un alto nivel técnico y la gente tiene ganas", dijo el alcalde, que recordó que "hay que aplicar los criterios de Sanidad a rajatabla", sabiendo que "la situación en la Jacetania es buena y eso favorece".

FAVORITOS

"Este año tenemos un nivelón brutal. Me juego lo que sea a que va a haber récord en todas las carreras. Va a ser espectacular", declaró Álex Varela, que para la Ultra de 100 kilómetros señala principalmente a Javier Rodríguez Bodas y Jonathan Tejada, entre los que "va a estar muy reñida la victoria". En chicas, Jaione Sasieta, que sabe lo que es quedar segunda, "es la principal baza".

Para la cita de 75 kilómetros, confía en Jordi Gamito (3º en UTMB) y Jokin Garay, así como en Silvia Trigueros, que logró el récord del Tor des Géants. En el maratón, Thibaut Barobian (3º en Zegama), Miguel Heras, Santi Mezquita, Borja Fernández y Oihana Kortázar tienen muchos boletos para estar delante. Y en la carrera de 16 kilómetros podría haber un duelo entre dos especialistas ligados a Jaca, Luis Alberto Hernando (tres veces campeón del mundo) y Daniel Osanz (campeón mundial de kilómetro vertical), sin perder de vista a Gisela Carrión.

"Es un nivel de Copa del Mundo. Tenemos mucho nivel de franceses y estamos muy contentos de que vengan a Canfranc", dijo el director de la Canfranc-Canfranc, que solo suspendió la andada popular, al excederse el millar de participantes y "ser una prueba en la que la gente se junta".

Los recorridos son los mismos del año pasado, salvo por que se elimina uno de los pocos tramos que tenía pistas. "Siguiendo el espíritu de una carrera alpina y de montaña, nos hemos permitido meter la canal del pico Royo, que la hemos preparado y adaptado, y quitamos la pista de Formigal", explicó.

Una de las novedades de este año es que las salidas son cronometradas y escalonadas. Los 20 primeros salen de uno en uno cada 30 segundos y luego, habrá grupos de 4 cada minuto. "Los cambios son para proteger al corredor y a los voluntarios", apuntó el director de carrera, que decidió cambiar los horarios "para que no se acumule gente en La Moleta y en meta", donde el ganador de la Ultra de 100 km tiene previsto llegar el sábado de 17 a 18 horas. El recorrido "no afecta al tráfico rodado" y todas las carreras, salvo la prueba reina, salen desde la zona industrial.

"Es una carrera diferente, nueva, es como hacer una primera edición, y seguramente el año que viene volverá a ser así", afirmó Varela, que agregó que estos cambios "se han pensado para el tiempo que sea necesario". Este año, la zona de salida y meta estará vallada y solo accederá la organización. Durante el recorrido, "el público se podrá poner a los lados, respetando las medidas, con las que se quiere minimizar el riesgo de contagio".

Etiquetas