Deportes

RUTAS POR MONTAÑA

Peña Guara: "Un regreso ansiado y disfrutado"

Desde el refugio de Lizara hasta Plana Mistresa y regreso

Peña Guara: "Un regreso ansiado y disfrutado"
Peña Guara: "Un regreso ansiado y disfrutado"
P. G.

HUESCA.- Seis larguísimos meses sin paseos con los compañeros senderistas y quince travesías de senderismo anuladas, ha sido una parte del peaje que hemos pagado por el dichoso virus, pero decidimos pasar de nostalgias y el domingo día 13 retomamos el calendario senderista en Peña Guara, eso sí, cumpliendo las normas sanitarias en cuanto a mascarillas, distancias, etc.

Por la carretera hacia Hecho, pasado Embún, nos encontramos con el rio Oria que forma el valle donde se asientan Jasa y Aragües del Puerto. Esa estrecha y pintoresca carretera, con abundantes bosques de variada vegetación, acaba en un amplio aparcamiento junto al refugio de Lizara y la mole calcárea del macizo de Bisaurín que lo preside. Un encuadre fotográfico de gran belleza. Allí, en el colmado aparcamiento nos dejó el autobús a los 26 senderistas bien dispuestos a disfrutar y ponernos otra vez en forma.

Por detrás del refugio una pista sube al collado del Foratón, a nuestra izquierda, que nos llevaría al valle de Hecho. Superando el collado del Bozo, el de nuestra derecha, entraríamos en el valle de Aisa, pero nosotros debemos tomar una senda que nos indica al Valle de los Sarrios y que se introduce por el Barranco del Puerto pasando bajo los paredones del Bisaurín y las Fetas.

La agreste canal se va superando por alguna zona herbosa que alterna con otras pedregosas, fáciles de caminar pues el terreno es bastante estable y las piedras pequeñas. Al alcanzar el abrupto y llamativo peñasco que parecía cerrarnos el paso, la subida se suaviza y volvemos a caminar entre soleados pastizales. En uno de ellos almorzamos.

De nuevo la senda gana altura entre lazadas y nos lleva a un curioso refugio por su forma y estructura. Todo se aclara cuando alguien dice que en su tiempo fue un cuartel de carabineros que controlaba el paso por la zona pues cerca de aquí esta el ibón de Estanés que limita con Francia.

Muy poco después un amplio circo glacial se presenta ante nosotros: Plana Mistresa. A la izquierda el collado de Secús, de frente la muralla pétrea de Bernera y a la derecha una senda sube con suavidad en dirección a la escarpada sierra de Olibón que conforma la cabecera del llamativo Valle de los Sarrios. Pero este recorrido lo dejamos para otra ocasión.

En estas fechas y dada la sequía que venimos padeciendo la Plana tenía toda su hierba agostada, por el barranco sólo corría un hilillo de agua, para entendernos estaba muy lejos de la belleza que este rincón presenta en mayo o junio.

De aquí con calma y sosiego regresamos al refugio donde comimos para llegar a Huesca a tiempo de sufrir y disfrutar con Nuestro Huesca.

El recorrido lo hicimos en un tiempo neto de tres horas, salvando un desnivel acumulado de 540 m.

El próximo domingo la travesía programada recorre un tramo de la GR-11, la senda que cruza el Pirineo de este a oeste por los collados de más altura. Se sale el sábado del embalse de la Sarra para pernoctar en el refugio de Respomuso y a la mañana siguiente pasando por los ibones de Tebarray, Azules y Bachimaña bajar al Balneario de Panticosa.

Etiquetas