Deportes

CICLISMO - ENDURO

Torralba cierra las EWS en Italia con su mejor resultado

El biker de Riglos fue 26º de la general y 15º en la última especial tras recuperarse de una caída sufrida la semana anterior

Torralba cierra las EWS en Italia con su mejor resultado
Torralba cierra las EWS en Italia con su mejor resultado
O.F.E.T.

HUESCA.- El biker de Riglos Gabriel Torralba cerró el fin de semana en Italia el circuito de las Enduro World Series, y lo hizo con un sabor bastante más dulce que una semana antes en la penúltima prueba.

Hace dos semanas, en Pietra Ligure, una caída echó por tierra, y nunca mejor dicho, sus aspiraciones de hacer una buena carrera. "Después de ganar el Campeonato de España iba con muchas ganas. La primera especial me fue muy bien pero en la segunda todo se torció".

Además, tras una caída precisamente en el Campeonato de España llevaba grapas en el codo, y al caerse la herida se abrió de nuevo. "No fue el fin de semana esperado, y después estuve tres días descansando, porque mi cuerpo necesitaba recuperarse".

Ya a mediados de semana volvió a subir a la bici para la prueba final de las EWS, en Finale Ligure, sin moverse de Italia. "Fui buscando sensaciones poco a poco y las encontré. Eran cuatro especiales, las dos primeras más arriesgadas, y ahí le puse algo de cabeza. Las otras dos bajadas se adaptaban mejor a mis condiciones y ahí sí que di el cien por cien y salió bien".

Terminó el 26º de la general, su mejor puesto esta temporada, y en la última especial ocupó un gran 15º puesto.

En todo caso, la temporada ha sido agridulce. "Ha sido un año corto y raro, con solo tres carreras. Al final como digo el sabor es agridulce y hay que seguir luchando ya pensando en la próxima temporada".

Su temporada digamos oficial ha terminado, pero todavía tiene dos citas en octubre. Este fin de semana disputa en la estación de esquí de La Pinilla, en Madrid, el Red Bull Holy Bike.

Y el fin de semana del 17 y 18 de octubre participa en la localidad francesa de Olargues en la Epic Enduro. "Es la prueba de enduro más dura del mundo. Son 110 kilómetros y más de 5.000 metros de desnivel positivo".

"Son dos carreras diferentes a lo normal para acabar un año difícil y con pocas pruebas -explicaba-. La Epic, al ser un formato más amplio y duro, está menos masificada. Voy con Mario, mi compañero de entrenamientos, y también queremos pasarlo bien. Es una carrera que conozco porque en 2015 la hice como junior y la gané. Por eso sé que es muy dura; aquel año salieron más de setecientos y terminaron menos de doscientos".

Etiquetas