Deportes

CICLISMO - VUELTA A ESPAÑA

Carthy vence en el Angliru y Carapaz recupera el rojo

Espectacular etapa con una última subida en la que Enric Mas fue valiente y rozó la victoria en la cima asturiana

Carthy vence en el Angliru y Carapaz recupera el rojo
Carthy vence en el Angliru y Carapaz recupera el rojo
EFE

MADRID.- El británico Hugh Carthy (Preston, 26 años) apuntó su nombre en el libro de oro del Angliru con una brillante victoria en solitario en la duodécima etapa de la Vuelta, disputada entre Pola de Laviana y la mítica cima asturiana, donde el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) recuperó el maillot rojo de líder.

Carthy se estrenó en la Vuelta y además se coló en el podio como tercero. El corredor formado en el Caja Rural se agigantó entre los grandes y culminó una faena inolvidable conquistando en solitario la cumbre más simbólica del ciclismo español. Su zarpazo a 1,1 kilómetros de meta no tuvo respuesta.

Alzó los brazos con 16 segundos de adelanto sobre Vlasov, Enric Mas y Carapaz. A diez segundos, y después de un duro sufrimiento, se presentó Primoz Roglic, despidiéndose por ahora de la camiseta roja.

La etapa del Angliru empezó animada y enseguida se formó una numerosa escapada inofensiva para la general con 20 corredores.

Subiendo La Mozqueta (1ª, 6,4 km al 8,2 %) cambió el decorado. El Movistar quitó el mando del grupo al Jumbo, y la renta de la fuga bajó en la cima a 1.23. Los hombres de Enric Mas y Valverde pusieron al personal en fila bajando a susto por curva.

Tras un descenso peligroso, con caídas incluidas, el transito de 10 km hacia el Cordal (1a, 5,6 kms al 8,) lo aceleró el Movistar, abriendo gas sin tregua con Erviti. Y en el Cordal todo siguió igual.

Cerca de la cima despertó el Ineos con Froome tensando la cuerda del pelotón, lo que puso en alerta al líder y hombres aspirantes al podio. Guillaume Martin hizo su trabajo coronando primero, ya con los generales cerca, menos Soler, que quedó descolgado.

El mito delante, el Angliru (Especial, 12,4 km al 10 por ciento de pendiente), símbolo moderno de la Vuelta. Sin público, pero atroz por sí mismo, varios carteles saludaban al pelotón. "Bienvenidos al Olimpo del ciclismo", "Bienvenidos al Infierno".

A 10 de la cima, situada a 1.560 metros de altitud, empezó una carrera nueva, la de verdad. Plato pequeño, piñón grande, y a retorcerse por la supervivencia. Diez hombres por la victoria a 5 km de meta.

Atacó Enric Mas, a 3,6 de la pancarta, en una rampa del 18 por ciento. Roglic no se cebó porque el español estaba lejos en la general, por lo que siguió a su ritmo junto a Carapaz.

En la Cueña les Cabres (23,5 %), rampa sin parangón en el ciclismo, apenas se puede avanzar. Mas, con 100 metros de adelanto, sufría en solitario, pero se le juntaron Carapaz, Carthy y Vlasov, no así Roglic.

Delante decidió atacar Carthy a 1,1 km del alto. Lo hizo con fe, y fuerza, superando el último muro y entrando en la última recta, más suave, hacia la gloria. Hugh, que se llama así por el actor Hugh Grant, lo hizo de película. El gigante del EF, de 1,93 metros, vivió en Pamplona. En el Angliru soltó el chupinazo.

Etiquetas