Deportes

HOCKEY HIELO - DE CERCA

Elena Paules, capitana del Club de Hielo Jaca Femenino: "Estoy orgullosa de mis raíces, pero también me gusta viajar"

"Las más pequeñas vienen pisando fuerte y con unas bases de hockey impresionantes", asegura Paules

Elena Paules, capitana del Club de Hielo Jaca Femenino: "Estoy orgullosa de mis raíces, pero también me gusta viajar"
Elena Paules, capitana del Club de Hielo Jaca Femenino: "Estoy orgullosa de mis raíces, pero también me gusta viajar"
R.G.

¿Qué emoticono define mejor su personalidad?

-(Una carita sonriente con la lengua fuera). Soy bastante vacilona y lo utilizo para tomarle el pelo a mis amigos o echar unas risas.

De sus recuerdos como capitana del Club Hielo Jaca, ¿cuál es su preferido?

-El partido que jugamos hace un año en Granada, porque fue uno de los más duros tanto físico como emocionalmente. Gracias a Manolo Santoro y al trabajo que hicimos como equipo conseguimos ganar. Fue una victoria para recordar.

¿La gente aún se extraña al oír hablar de hockey femenino?

-Sí, claramente sorprende. Una de las primeras preguntas es si nos pegamos, como los chicos. Piensan que es un deporte súper violento. Al ser minoritario ya para los chicos en España, el femenino es aún más desconocido.

Su equipo tiene 18 jugadoras. ¿Qué hace falta para que más chicas se animen a jugar?

-Lo ideal sería hacer captación en las escuelas, pero con la covid-19 es muy complicado. Desde el equipo femenino, la idea que hemos tenido es ayudar a la escuela de patinaje del club y también en categorías inferiores en las que empiezan a aparecer niñas, para que vean que hay chicas que siguen jugando y lo compaginan con su trabajo y sus estudios.

En un futuro, ¿España tendrá ligas femeninas en categorías inferiores?

-Sería lo ideal y más teniendo en cuenta los buenos resultados de la selección Sub 18 en el Mundial. Las chicas más pequeñas vienen pisando fuerte y con unas bases de hockey impresionantes.

¿Suele meter mucha caña a los rivales?

-Al ser defensa, juegas en una posición en la que es normal que haya más contacto. Tienes que proteger la portería y los espacios se reducen, pero lo que es normal en un partido de hockey.

A palabras necias, ¿oídos sordos, la otra mejilla o mamporro dialéctico?

-Como capitana, en muchas situaciones toca poner la otra mejilla, pero con la gente con la que tengo más confianza puede haber algún mamporro dialéctico.

¿Orgullo altoaragonés o cosmopolitismo planetario?

-Estoy orgullosa de mis raíces como altoaragonesa, pero siempre recordaré el Txuri como una segunda casa. Soy bastante curiosa. Me gusta viajar y conocer diferentes culturas.

¿El negocio sería la negación del ocio o se divierte trabajando?

-El trabajo no tiene por qué ser un castigo. Hay que buscar formas de hacerlo más ameno o hasta disfrutarlo. Muchas veces toca poner la otra mejilla y otras es gratificante.

¿Cuál es la excitación que más le irrita?

-El hockey, porque al igual que te pega un chute de adrenalina cuando marcas un gol o haces una asistencia, puedes tener un mal día y si eres una persona exigente como yo, te puede irritar muchísimo.

¿Y que exprime hasta la saciedad?

-Una buena conversación, sobre todo con mis amigos. Conversaciones que tenemos durante horas intentando arreglar el mundo.

Dime con quién te juntas y te diré quién eres. ¿Hace un casting para elegir a sus amistades?

-Soy bastante sociable. A pesar de que tengo mi cuadrilla de toda la vida, con la que comparto un montón de años de amistad, me gusta conocer gente nueva y compartir diferentes puntos de vista.

¿Con qué compañeras se entiende mejor en el hielo?

-Con mis parejas en la defensa, que normalmente son Nuria Encinar e Izarbe Díez, pero con Cristina Ubieto tenemos una relación que va más allá de lo que es hielo.

¿Y quiénes son las más gamberras en los viajes?

-No sabría si las pequeñas o las mayores. Cuando viajamos, me pongo en la parte trasera de la furgoneta con Vicky (Victoria Serrano) y Nuria (Encinar) y nos encanta gritar, exigiendo canciones a las de delante.

Esta campaña, la covid-19 es el rival a batir. ¿Tiene esperanzas de seguir jugando hasta marzo?

-A pesar de que me encanta jugar con o sin público y de que es una liga profesional, las jugadoras no somos profesionales, por lo menos la gran mayoría, por lo que habría que mirarlo con perspectiva y pensar en la salud de los jugadores y en cómo afecta a su bienestar laboral.

¿Ha tenido pesadillas con el hockey?

-Tanto como una pesadilla no, pero los nervios de antes de un partido pueden jugarte una mala pasada y no dormir una noche de la tensión que tienes por las ganas de jugar.

¿Qué sueño le gustaría que su equipo pudiera cumplir a medio o largo plazo?

-Me encantaría que hubiese una buena cantera que nos permitiera pelear por el título de manera duradera y así normalizar aún más el hockey femenino y dar a conocer el equipo del Club Hielo Jaca.

Etiquetas