Deportes

ATLETISMO - GRAN PREMIO

Sabor más agrio que dulce en el Gran Premio de Valencia

Pol Oriach mejoró levemente su marca con nuevo récord de Aragón en 3.000

Sabor más agrio que dulce en el Gran Premio de Valencia
Sabor más agrio que dulce en el Gran Premio de Valencia
S.E.

HUESCA.- Un sabor agridulce, más lo primero que lo segundo, dejó la participación altoaragonesa en el Gran Premio de Valencia de pista cubierta celebrado este sábado.

Pol Oriach mejoró su marca personal en el 3.000 al detener el crono en 8.17.27, nuevo récord de Aragón Sub-20 que él mismo tenía con un registro de 8.17.44. Pero no podía estar plenamente satisfecho porque su objetivo era más ambicioso. "No ha sido la carrera que habíamos pensado. Ha sido muy rápida desde el primer momento y a Pol le ha costado ya que no había preparado de forma específica la pista cubierta. Ha aguantado el primer kilómetro en 2.40 con un ritmo muy exigente que no ha podido seguir. Esto ha hecho que se haya quedado solo", indicaba su entrenador, Phondy.

"Aun con todo, nos quedamos satisfechos tratándose de la primera toma de contacto y reconociendo que esperábamos a algo más", indicaba el preparador, palabras que corroboraba el propio atleta al señalar que "se ha marcado un ritmo muy fuerte".

Baste decir que en la misma carrera se han hecho tres mínimas para el Campeonato de Europa absoluto corriendo por debajo de ocho minutos. Ahora el objetivo de Oriach en la pista cubierta es el Campeonato de España de su categoría, que será en Antequera.

Aunque su gran objetivo invernal es el cross, donde luchará por reeditar el título de campeón de España logrado el pasado año en Zaragoza. El certamen será el 28 de febrero en sede por designar. La Federación Aragonesa ya ha anunciado para el próximo 7 de febrero el Campeonato de Aragón individual en Pedrola. Una fecha que Pol Oriach tiene ocupada por una concentración nacional de medio fondo en León.

CRISTINA ESPEJO, INDISPUESTA

Quien no pudo rendir a buen nivel fue Cristina Espejo. La montisonense, animada tras haber hecho la semana pasada la mínima para el Europeo en la misma pista de Valencia, se encontró indispuesta y afrontó la carrera muy rígida.

Pese a todo, fue Espejo quien se puso al mando de las operaciones, tirando del grupo y estando en cabeza los dos primeros kilómetros. "A falta de cinco vueltas me han adelantado y entre el dolor que tenía y el desgaste que había hecho, me he quedado muy fuera de la carrera. Aun así, he llegado a meta", indicó.

Cristina Espejo marcó un tiempo de 9.08.24 en una carrera en la que las cuatro que llegaron antes hicieron mínima Europea.

Es posible que el próximo fin de semana corra la Copa de Clubes, aunque en el 1.500.

JORGE DAVID TORRE, LEJOS

El serrablés Jorge David Torre (Real Sociedad) tampoco se sintió bien en el 1.500, donde corrió en 3.56.66, lejos de los 3.48.22 del año pasado. Tras admitir que está bastante lejos del nivel deseado, comentó que había tenido un invierno bastante complicado. En noviembre tuvo un parón largo, en diciembre empezó a coger la forma pero tuvo que volver a detenerse y ahora está recuperando el tono. "Estoy lejos de la marca que me corresponde, es cuestión de tener continuidad como la que cogí en diciembre", indicó.

Jorge, en su primer año en categoría absoluta, quiere pelear por lograr una de las 16 plazas para el Campeonato de España. Antes no descarta que la Real Sociedad le llame para la Copa de Clubes.

OLATZ FLORES Y ARNEDILLO

La atleta de Hinaco Monzón Olatz Flores corrió también en Valencia la final B de 1.500 y fue quinta con un tiempo de 3.33.67, mejorando su marca, que era de 4.33.77.

Y la joven Mireya Arnedillo, del Zenit pero vinculada a Hinaco, fue segunda en la final A de 1.500 con un gran tiempo de 4.23.78, mejorando seis segundos.

Etiquetas