Deportes

MONTAÑISMO

Peña Guara recupera el pulso de sus actividades

Este fin de semana tendrá lugar la segunda jornada del curso de iniciación de esquí de montaña, paralizado por la covid

Peña Guara recupera el pulso de sus actividades
Peña Guara recupera el pulso de sus actividades
S.E.

HUESCA.- El desconfinamiento perimetral de la ciudad de Huesca ha sido el pistoletazo de salida para que Peña Guara recupere el pulso de sus actividades. Sin tiempo que perder, la sección de esquí de montaña vuelve a escena con el curso de iniciación que se inició el primer fin de semana de enero y que se retoma con las dos jornadas pendientes, al margen de las clases teóricas que se han impartido "online".

"Empezamos el curso pensando que la situación sanitaria fuese mejor. Tuvimos una gran aceptación, con 35 inscritos, cifra récord, y tuvimos que hacer selección para dejarlo en 21. Pudimos hacer la primera jornada, el 9 y el 10 de enero -un día en Astún y el segundo en Portalet-, pero luego se tuvo que paralizar todo. Pensábamos que hasta mediados de febrero no podríamos volver a hacer nada, pero cuando se anunció el martes que ya se podía salir de nuevo, todos los cursillistas expresaron su deseo de no perder el tiempo", señala el responsable del curso y de la sección, Antonio Gros.

Dicho y hecho, para este fin de semana está previsto realizar la segunda jornada del curso, que será a la zona del Portalet y a la estación de Formigal, que al estar cerrada al público permite contar con buenas laderas para el aprendizaje. Las prácticas consistirán en los primeros pasos con pieles de foca y la adaptación al esquí de montaña.

A diferencia de otros años, en los que se aprovechaba el fin de semana para pernoctar en los refugios, en la presente edición del turno se ha tenido que renunciar a ellos por la complejidad que entraña y se sube y baja a Huesca en el día.

Las premisas que acompañan la actividad en esta temporada son muy claras: proteger la seguridad y la salud de los participantes, y adaptarse a las inciertas y cambiantes condiciones en las que se va a tener que desarrollar. "Seguro que la experiencia y la buena disposición de todos hacen esta ruta mucho más segura y sencilla. Todo como siempre, con el permiso de la meteo", se observa desde Peña Guara.

Con el cambio de fechas, el curso de iniciación se prolongará hasta el primer fin de semana de febrero y a continuación llegarán las salidas promocionales, que serán tres en lugar de cuatro y que se programarán sobre la marcha, en función de la meteo y de cómo esté la montaña.

Y después será el turno de las travesías. En principio, las que aparecen programadas -pero que podrían sufrir alteración en función de las condiciones del monte y de la meteo- son Candanchú-Lizara (28 de febrero), Portalet-Astún (14 de marzo), la XLIII Travesía Altos Pirineos entre Panticosa y Lasarra (28 de marzo) y el Túnel de Bielsa-Barrosa el 11 de abril.

El colofón será dos travesías más que pueden convertirse en Altas Rutas de dos días si las condiciones lo permiten. Una sería entre Remuñé y Literola (24-25 de abril) y la última entre Maladeta y Alba (8-9 de mayo).

"Vamos a aprovechar todo lo que podamos. Este año ya hemos dicho que tiene que ser muy flexible y en función de la evolución de la covid. Nos tenemos que adaptar a la salud y todo lo que hacemos es con las máximas garantías de seguridad y siguiendo todos los protocolos sanitarios", observa Antonio Gros.

EL RESTO DE SECCIONES

A las actividades que ya vienen realizándose en Huesca y su entorno, como la Escuela de Orientación y el grupo de entrenamiento de carreras por montaña, Peña Guara tiene previsto reanudar el resto de sus programas. Desde la escuela de escalada -en grupos organizados y cerrados en el rocódromo de Pío XII- hasta el resto de las actividades senderistas que se han tenido que paralizar los últimos meses.

Etiquetas